FMI dice que la polí­tica monetaria está limitada para frenar desequilibrios financieros

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy que la polí­tica monetaria tiene una capacidad limitada para desinflar burbujas financieras y que su principal objetivo debe ser la lucha contra la inflación.

El organismo publicó hoy un resumen de la discusión que tuvo lugar en el consejo ejecutivo el pasado 18 de junio sobre las lecciones de la crisis para los bancos centrales.

El consejo ejecutivo, integrado por representantes de los 187 paí­ses miembros del FMI, concluyó que la polí­tica monetaria tiene un alcance limitado a la hora de frenar los desequilibrios financieros.

Los representantes del consejo ejecutivo insistieron, por lo demás, en que “la estabilidad de precios deberí­a de seguir siendo el objetivo fundamental de la polí­tica monetaria”.

Además, hicieron hincapié en la importancia de preservar la credibilidad de los bancos centrales, la cual, dijeron, “ha sido crí­tica” a la hora de generar determinadas expectativas de inflación en los mercados financieros.

El FMI considera que los bancos centrales deben de tener una estrategia más amplia a la hora de luchar contra el riesgo sistémico, que incluya, entre otras cosas, el reclamar mayores requisitos de capital y liquidez.

La reciente crisis financiera ha reabierto el debate sobre el papel que deberí­a de jugar la polí­tica monetaria a la hora de prevenir problemas como la reciente burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y otros paí­ses del mundo.

La creencia general hace unos años era que la polí­tica monetaria era ineficaz a la hora de lograr ese objetivo, una idea que se ha reconsiderado a raí­z de la crisis.

José Viñals, director del departamento de Asuntos Monetarios y Mercados del FMI, sostiene hoy en un comentario de blog que “la estabilidad de precios y la estabilidad financiera no siempre van unidas” y pueden incluso ser opuestas.

Viñals recordó que la estabilidad financiera se ve amenazada cuando una mayor disponibilidad de crédito alimenta auges insostenibles del consumo y la inversión.

El ex subgobernador del Banco de España insistió en que una situación de ese tipo no tiene por qué activar la voz de alarma ya que los precios pueden mantenerse relativamente estables mientras se producen las alzas insostenibles.

“Eso puede continuar durante algunos años hasta que la burbuja financiera estalla y amenaza no sólo al sistema financiero sino a la economí­a real y la estabilidad de precios”, indicó.

El directivo del FMI mencionó que esa situación se pudo observar “claramente” durante la reciente crisis.

Aun así­, Viñals cree que existe una forma de vincular ambos objetivos.

El lograrlo implica “vincular herramientas prudentes a los acontecimientos macrofinancieros”, con lo que Viñals remite a las conclusiones alcanzadas por el consejo ejecutivo en lo que se refiere a la necesidad de reforzar, entre otras cosas, los requisitos de capital y liquidez.

Por lo demás, el consejo ejecutivo del FMI instó a los bancos centrales a reforzar la colaboración internacional y a diseminar la información y las lecciones aprendidas durante la crisis.

Ví­a EFE