China rebasó a EEUU como el mayor consumidor mundial de energí­a

En esta foto del 3 de diciembre del 2009, trabajafdores cargan carbón en un camión en las afueras de una mina en Dadong, en la provincia de Shanxi, China. China rebasó a Estados Unidos como el paí­s más consumidor de energí­a en el mundo, dijo la Agencia Internacional de Energí­a el martes, 20 de julio del 2010. (Foto AP/Andy Wong, archivo)

China rebasó a Estados Unidos como el paí­s que consume más energí­a del mundo, dijo el martes la Agencia Internacional de Energí­a, a lo que el gobierno chino cuestionó de inmediato el reporte, diciendo que los cálculos no eran “confiables”.

La agencia basada en Parí­s dijo que el consumo por China de fuentes de energí­a, como petróleo y carbón, además de viento y energí­a solar, fue equivalente en 2009 a 2.252 millones de toneladas de petróleo el año pasado, comparado con 2.170 millones de toneladas de Estados Unidos.

El cambio es histórico y se produce años antes de lo pronosticado. En las negociaciones sobre el calentamiento global, China desde hace tiempo ha criticado los patrones de consumo de energí­a por los paí­ses industrializados y obviamente ahora le incomoda la etiqueta de consumir más que ninguna otra nación.

“Los datos de la AIE sobre el uso de energí­a por China no son confiables”, dijo Zhou Xian, un funcionario de la Administración de Energí­a del gabinete chino, citado por la agencia noticiosa oficial Xinhua.

La demanda de energí­a por China ha subido en medio del rápido crecimiento económico. El gobierno comunista se ha mostrado susceptible a quejas de que está haciendo subir los precios en los mercados globales y aumentando la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero.

De acuerdo con las estadí­sticas de la AIE, el consumo de energí­a por China ha aumentado a más del doble en menos de un decenio — de 1.107 millones de toneladas en el 2000.

Per capita, Estados Unidos consume aún cinco veces más energí­a que China, dijo el principal economista de la agencia, Fatih Birol, en una entrevista con The Associated Press.

El aumento ha tornado a China en la mayor fuente de gases de invernadero en el mundo. El gobierno ha prometido reducir el crecimiento de sus emisiones, pero se ha negado a adoptar controles obligatorios, manteniendo que la contaminación es una consecuencia inevitable del proceso de industrialización.

De acuerdo con la AIE, más de la mitad de la energí­a total usada en China en 2009 provino del carbón, un gran contaminante que representa menos de la cuarta parte del consumo en Estados Unidos.

Por JENNY BARCHFIELD
Copyright 2010 The Associated Press.