Ministra destaca recuperación económica de España y dice que hay “señales muy favorables”

Foto: EFE/Nicolas Bouvy, Archivo

La vicepresidenta segunda y ministra de Economí­a y Hacienda de España, Elena Salgado, dijo hoy que el perfil de recuperación de la economí­a española “gana fortaleza” en 2010 y añadió que los últimos indicadores proporcionan “señales muy favorables”.

Salgado intervino en el debate sobre el lí­mite de gasto presupuestario aprobado por el Gobierno para el próximo año y que será de 122.256 millones de euros (157.710 millones de dólares), un 7,7% menos que el inicial de 2010.

No obstante, la ministra Salgado apuntó que las medidas de austeridad aprobadas por el Ejecutivo repercutirán de forma negativa en el consumo y la inversión pública en 2011, aunque resaltó el avance del consumo privado en los últimos meses.

En este sentido, dijo que la capacidad productiva aumentó en abril hasta el 70,9% y señaló el continuo aumento de la cartera de pedidos de bienes de equipo en los seis primeros meses del año.

Salgado recordó que el PIB de la zona euro creció en el primer trimestre el 0,2% “tras el estancamiento de finales de 2009”, y destacó la consolidación de la inversión privada, pese a que los indicadores de junio -dijo- “sugieren una cierta atenuación del ritmo de expansión de la actividad” que vení­a impulsado por el sector manufacturero y por las exportaciones.

Acerca de la economí­a española resaltó la “relativa” mejora de las expectativas de las empresas, la recuperación de la demanda nacional y externa y de la evolución de las cotizaciones en el mercado de acciones, gracias a los menores tipos de interés y a un menor endurecimiento de los créditos.

Dijo que los indicadores más actualizados continúan mostrando avances en la actividad y que “ya se están transfiriendo al empleo”.

Asimismo, señaló el aumento en los primeros meses de 2010 de las transacciones inmobiliarias, impulsadas por la bajada en el precio de la vivienda y por la “ligera relajación” de las condiciones crediticias así­ como por las modificaciones fiscales previstas para mediados de 2010 y principios de 2011.

No obstante, la ministra reconoció la “incertidumbre” que rodea a todos estos indicadores, marcada sobre todo por el riesgo crediticio.

La ministra repasó el techo de gasto previsto por el Ejecutivo y dijo que el Estado hará un “gran esfuerzo de austeridad”, al tiempo que reiteró la necesidad de consolidar las cuentas públicas.

El informe de estabilidad presupuestaria para el lapso 2011-2013 plantea una reducción progresiva del déficit de las Administraciones Públicas en los tres próximos años.

En abril pasado, el Gobierno aprobó un paquete de medidas económicas drásticas, con recortes salariales para los empleados públicos, congelación de pensiones y recorte en la inversión, con el propósito de acelerar la reducción del déficit y situarlo en el 3 por ciento del PIB en 2013.

Ví­a EFE