Autoridades federales citan a Toyota por problemas en dirección de vehí­culos

Foto: REUTERS/Valentin Flauraud/Files

Un jurado investigador en Nueva York envió una citación a subsidiarios estadounidenses de Toyota para que entreguen documentos relacionados con problemas en las barras de seguridad que conectan la dirección de un vehí­culo con sus ruedas delanteras, anunció la automotriz el martes.

La citación es el último problema legal al que se enfrenta la automotriz. También enfrenta cientos de demandas de consumidores respecto a problemas de aceleración. Otros problemas de la empresa son la caí­da del precio de sus acciones y la reducción en el valor de reventa de sus vehí­culos y camiones.

Steve Curtis, portavoz de la subsidiaria estadounidense de Toyota en Torrance, California, rechazó ofrecer más detalles sobre la citación, destacando un comunicado que dice que la empresa cooperará con la investigación. La compañí­a continúa cooperando con previas solicitudes de documentos también, dijo.

La citación, recibida a finales de junio, es la segunda que la empresa recibe de un jurado investigador federal, que determinará si existen suficientes pruebas para presentar cargos penales.

El logotipo de Toyota en un concesionario en Nagoya, el centro de Japón, el 2 de febrero de 2010. (Foto AP/Shizuo Kambayashi)

La primera citación, que llegó en febrero, era por documentos relacionados con aceleración no intencionada en los vehí­culos de Toyota y el sistema de frenos de su hí­brido Prius.

No está claro si las citaciones más recientes están relacionadas con una retirada especí­fica de vehí­culos para revisión en taller y qué vehí­culos han resultado afectados, pero las barras de dirección defectuosa llevaron a Toyota a retirar vehí­culos 4Runner y camionetas T100 en Estados Unidos.

Toyota tardó casi un año en retirar esos vehí­culos en Estados Unidos, a pesar de realizar una retirada similar en Japón y recibir decenas de reportes de automovilistas estadounidenses que aseguraban que las barras se rompí­an si aviso, descubrió una investigación de The Associated Press.

Cuando una barra de dirección se rompe, el conductor no puede controlar el vehí­culo porque la ruedas delanteras no son capaces de rotar.

Por DAN STRUMPF y SHINO YUASA
Copyright 2010 The Associated Press.