Sudeban dice que activos bancarios crecieron 12% en comparación con junio de 2009

Foto: Jack Bocaranda/ABN, Archivo

De acuerdo con el más reciente informe del sistema bancario venezolano, publicado este miércoles, los activos del sistema financiero crecieron 12%, en comparación con junio de 2009, y la rentabilidad de la banca nacional está en 20%, indicadores que comprueban que el sistema bancario del paí­s está totalmente sano y es uno de los más sólidos de la región.

Así­ lo señaló este miércoles el superintendente de Bancos y otras Instituciones Financieras, Edgar Hernández Behrens, al ser entrevistado en Agenda Abierta, que transmite Telesur.

Indicó que, de acuerdo con el referido informe, la morosidad del sistema bancario venezolano, es decir, la cartera inmovilizada, está en 3,4%, en comparación con junio del año pasado, lo cual es un indicador bajo.

Hernández Behrens coincidió con el director de Actuación Procesal del Ministerio Público, Alejandro Castillo, también presente en Agenda Abierta, en cuanto a que la intervención de parte del Estado venezolano a 11 instituciones financieras tuvo por propósito sanear el sistema bancario y garantizar el dinero a los ahorristas e inversionistas que depositaron su confianza en esas entidades.

Posteriormente, se iniciaron las investigaciones correspondientes, que han dado como resultado algunos detenidos, otros prófugos de la justicia, como el caso del dueño del Banco Federal, Nelson Mezerhane, quien está vinculado con una investigación penal por la malversación de recursos de la banca y de fondos del Estado venezolano.

Explicó que el Estado ha intervenido 11 instituciones financieras, de las cuales cinco fueron fusionadas y rehabilitadas, mientras que el resto pasó a una liquidación definitiva.

Las entidades intervenidas son Confederado, Banpro, Bolí­var, Provivienda y Canarias, intervenidos en noviembre de 2009, y luego Mi casa entidad de ahorro y préstamo, Inverunión Banco Comercial, Banco del Sol, Banco Universal, Banco Federal, Central.

En el caso del Banco Federal, el Gobierno Nacional ha cancelado hasta la fecha mil 8 millones de bolí­vares a ex clientes de esa entidad que fueron afectados por las irregularidades de Mezerhane.

Hernández Behrens refirió que esta situación bancaria ha tenido un impacto de 8% del activo comparado con el Producto Interno Bruto del Estado venezolano, mientras que la crisis bancaria que ocurrió en el paí­s en 1994 tuvo un impacto de 13%.

Recalcó que para el 94, la normativa venezolana establecí­a que el Fondo de Garantí­a de Depósitos (Fogade) tení­a que prestar auxilio financiero para reflotar las instituciones, pero en la ley bancaria de 2001 esto fue modificado, de manera que a ese organismo le quedó la función de garantizar los depósitos bancarios.

“En la crisis del 94 se le dio respuesta en 15% o 20% a los depositantes y al año de la coyuntura, mientras que actualmente el porcentaje de los depositantes que están siendo cubiertos supera 96%. Incluso hasta finales de 2009, Fogade actuaba normalmente cuando una institución financiera estaba en liquidación, pero ahora actúa cuando un banco está intervenido, de tal manera que los ahorristas están recibiendo sus depósitos en menos de 30 dí­as de darse la intervención”, puntualizó el superintendente.

Una muestra de todo esto es que de los seis bancos que pasaron a liquidación en diciembre de 2009, así­ como en enero y febrero de este año, 82% de sus clientes ya han recibido sus ahorros.

Hernández Behrens aseveró: “El Gobierno Bolivariano está muy pendiente de satisfacer las necesidades de los ahorristas y depositantes”.

Hizo la salvedad de que la banca venezolana lo maneja la privada en 69,44% y, la pública, en 30,56%: “La banca privada siempre ha tenido espacio para operar en el paí­s con normalidad y con las debidas regulaciones establecidas por el Estado venezolano”.

“La supervisión que mantenemos sobre la banca nos permite detectar alguna debilidad en cuanto a garantí­as, y en el caso del Banco Federal descubrimos que gran parte de los créditos otorgados eran con empresas vinculadas con ese grupo o con empresas fantasmas que, si bien tení­an registro civil, no poseí­an activo alguno, lo cual se determinó por medio de las investigaciones llevadas a cabo por parte de la Fiscalí­a y la junta interventora de bancos”, sostuvo.

Con información de AVN