Hernández Behrens niega que intervención del Federal sea parte de una retaliación polí­tica

Foto: Juan Carlos Neira / archivo

El Presidente de la Superintendencia Nacional de Bancos y otras Instituciones Financieras, Edgar Hernández Beherens, negó que se hayan tomados medidas contra el Banco Federal y la casa de bolsa Econoinvest como retaliación polí­tica y por el contrario aseguró que la intervención de éstas se debió a irregularidades en sus finanzas.

Así­ lo indicó Hernández Beherens durante su participación en el programa Dando y Dando, que transmite diariamente Venezolana de Televisión (VTV), en donde aseguró que, especí­ficamente en el caso del llamado “banco de los buenos dí­as”, se vení­an presentando debilidades desde el año 1999 por lo que el Estado venezolano se vio obligado a dictarle diversas medidas administrativas que no fueron acatadas en su totalidad y que provoco se acumularan una serie de irregularidades que motivaron su intervención.

En este sentido, el presidente de la Sudeban enumero algunas de los inconvenientes que presentó la citada institución: “El Banco Federal tení­a problemas históricos de liquidez, razón por la que tuvieron que tocar el encaje que tení­an en el Banco Central de Venezuela; incumplieron exigencias de la Sudeban en cuenta la reposición de capital; presentaron debilidades en las carteras de crédito y de inversión. Por todo esto, debí­an aprovisionar capital por el orden de los mil 500 millones de bolí­vares fuertes y ellos sólo ofrecieron aprovisionar con 100 cien millones. Por tal razón nos vimos obligados a intervenir esa institución”.

Además, recalcó que la directiva del banco tení­a manejos turbios en cuanto a los fondos de los depositantes. En este sentido, citó una supuesta operación fraudulenta, el pasado mes de diciembre, cuando utilizaron cerca de 750 millones de dólares, pertenecientes a los ahorristas, para comprar notas estructuradas de nueves “empresas de maletí­n” relacionadas con el Federal.

Por otra parte, el Superintendente bancario aseveró que, a diferencia de lo ocurrido en con la crisis bancaria de 1994, el Estado venezolano está respondiendo a todos los ahorristas que estaban bajo el rango de garantí­as que ofrece, por Ley, Fogade.

“A través de la junta interventora hemos visto como el proceso de atención a los ahorristas (del Banco Federal) ha progresado con bastante satisfacción. El 96 % de los depositantes están cubiertos por Fogade y el 47 % de esta totalidad ya ha recibido sus depósitos. Ya hemos pagado más de mil millones de bolí­vares fuertes de un total de 2 mil 150 millones que están estimado como garantí­as”, aseguró Hernández Beherens.

Cabe destacar que, el Banco Federal fue intervenido a puerta cerrada el 14 de Junio de 2010, luego de comprobarse graves irregularidades en sus finanzas y en el manejo del dinero de los ahorritas. Sin embargo, contrariando todo lo que ha demostrado la Sudeban, a través de diferentes medios de comunicación privados se ha intentado hacer ver que esta medida es “una retalización” contra el dueño de esta mencionada institución;el cual que permanece prófugo de la justicia venezolana.

Ví­a AVN