Venezuela se aparta de las normas de la Organización ISO

Foto: AVN, archivo.

Un reporte del diario El Nacional, afirma el ex Ministro Eduardo Samán desincorporó a Venezuela de la Organización Internacional para la Estandarización porque las “normas de calidad excluí­an a los pequeños productores que no podí­an adecuar su mercancí­a a los lineamientos internacionales”.

Esta es la información que ofrece El Nacional:

Venezuela está excluida de utilizar las normas de calidad ISO luego de que se desincorporó, desde 2009, de la Organización Internacional para la Estandarización, institución que se encarga de promover normas internacionales de calidad en la fabricación, comercio, comunicación y procesos de gestión para todas las ramas industriales.

La decisión se dio luego de que el Ejecutivo le quitó a Fondonorma la competencia como representante de Venezuela y promovió la creación del Fondo de Desarrollo para la Normalización, sin que este organismo hubiese gestionado la atribución para fungir como delegado del paí­s ante la ISO, cuya sede está en Suiza.

La disposición de apartarse de esta organización fue promovida durante la gestión de Eduardo Samán como ministro de Comercio, quien cuestionó la presencia venezolana en esta institución. “Las normas de calidad, como las ISO, imponen restricciones a las empresas pequeñas que no cuentan con suficiente calidad para adaptar su producción a los estándares internacionales”, dijo el ex funcionario a mediados del año pasado al justificar la medida.

Samán fue removido del Gobierno a principios de 2010 y sustituido por Richard Canán, sin que hasta la fecha haya definido la formación del fondo de normalización o si se opta por restituir a Fondonorma la delegación que tuvo del Estado venezolano para representar al paí­s ante la ISO.

Paradójicamente se presenta la situación de que existen entes oficiales que mantienen una relación permanente con Fondonorma, como es el caso de Petróleos de Venezuela y de la Gobernación del estado Bolí­var, que han recurrido a esta asociación civil para formar a su personal en el área de normas de calidad y obtener certificación ISO 9001 para sistemas de gestión de varios de sus entidades adscritas. También se presenta el caso de Cuba que figura como uno de los miembros de esta organización.

“El hecho de que un paí­s forme parte de ISO le permite contar con transferencia tecnológica, porque son normas que se hacen costosas para las empresas si deciden adquirirlas de manera individual”, explica José Gregorio Goncalves, gerente de normalización de Fondonorma.

Por: ARJ
Ví­a El Nacional