GM comprará AmeriCredit por US$ 3.500 millones

General Motors emplea a más de 250.000 personas y tiene presencia en casi 140 paí­ses.

General Motors (GM) anunció hoy que comprará la compañí­a de financiación de automóviles AmeriCredit por 3.500 millones de dólares en una operación que busca incrementar el crédito disponible para la adquisición de vehí­culos.

La compra, que está pendiente de la aprobación de los accionistas de AmeriCredit, permitirá a GM tener su propia firma de financiación automovilí­stica desde el año 2006 cuando vendió su brazo de financiación GMAC.

Los concesionarios de GM se han quejado de que el menor acceso al crédito les ha llevado a perder oportunidades de ventas.

La operación eliminará también una incertidumbre para GM, que prevé realizar una Operación Pública de Venta (OPV) de acciones para reducir la participación de casi el 61 por ciento que el Gobierno adquirió en la empresa para ayudarla a salir de la crisis.

“Esta adquisición respalda nuestros esfuerzos de diseñar, construir y vender los mejores vehí­culos del mundo al expandir las opciones de financiación que podemos ofrecer a nuestros clientes que quieren comprar vehí­culos GM”, dijo el presidente de GM, Ed Whitacre, en un comunicado.

“El tener a AmeriCredit con nosotros aumentará nuestra competitividad en el ámbito de financiación de automóviles”, añadió Whitacre.

Según lo establecido en el acuerdo, GM pagarí­a 24,5 dólares por acción a los accionistas de AmeriCredit, cuyos tí­tulos cerraron el miércoles a 19,7 dólares.

GM asegura que el acuerdo no dañará su balance y no cambia el objetivo de lograr que la compañí­a vuelva a recuperar el grado de inversión.

AmeriCredit, en la actualidad una compañí­a independiente, trabaja ya con unos 4.000 concesionarios de GM.

Los ejecutivos de GM han repetido durante los últimos meses que habí­an perdido oportunidades de ventas debido a la ausencia de financiación para aquellos clientes con un nivel de crédito de 620 en una escala de 300 a 850 puntos.

Alrededor de un 40 por ciento de los estadounidenses están por debajo del nivel de crédito considerado seguro.

Ví­a EFE