El crudo cerró en Nueva York a un máximo de 11 semanas

Foto: REUTERS/Desmond Boylan, archivo

El petróleo saltó más de un 3 por ciento el jueves a un máximo de 11 semanas y cerró sobre los 79 dólares por barril por la amenaza de una tormenta que podrí­a interrumpir la producción de las plataformas en el Golfo de México y por impulso de una escalada de las acciones.

El crudo estadounidense para entrega en septiembre avanzó 2,74 dólares, o un 3,58 por ciento, a 79,3 dólares el barril, su mayor cierre desde el 5 de mayo. Las operaciones estuvieron en un rango de entre 76,16 y 79,42 dólares.

El techo de la sesión fue el tope intradiario desde que el 6 de mayo el crudo cotizó a 80,39 dólares el barril y significó la ruptura de un nivel de resistencia clave.

“Lo que importa es que el máximo del 28 de junio de 79,38 dólares fue mejorado por el de hoy”, dijo Mike Fitzpatrick, vicepresidente de MF Global en Nueva York.

Los futuros del crudo Brent subieron 2,45 dólares a 77,82 dólares.

Algunas empresas que operan en aguas estadounidenses evacuaron personal no esencial por las perspectivas de que empeore el clima cerca de las Bahamas.

Los pronósticos indican que en caso de que la depresión tropical llegue a tormenta cruzará el área de producción de petróleo y gas natural antes de tocar tierra en Luisiana o Texas dentro de cuatro dí­as.

Todos los modelos climáticos proyectaron que el mal clima podrí­a girar hacia el Golfo de México, en torno a la zona en la que BP realiza los trabajos de limpieza y contención de un enorme derrame de petróleo, para luego alcanzar las costas de Luisiana y Texas.

Las sólidas ganancias de empresas de gran escala como 3M y UPS respaldaron la tendencia y distendieron las preocupaciones de los inversores sobre el futuro del crecimiento económico.

“El dato de la zona euro y las acciones están muy fuertes a pesar de que las solicitudes de desempleo aumentaron”, dijo Addison Armstrong, analista de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

“Si se forma la tormenta, el mercado podrí­a quedar preparado para una corrida a los 80 dólares”
, añadió.

Las acciones globales subieron y el euro se fortaleció por buenos resultados corporativos, datos de vivienda estadounidense mejores a lo previsto y un aumento en la actividad manufacturera y de servicios en Europa.

El petróleo fue impulsado, además, por un informe que muestra que la actividad del sector privado de la zona euro se aceleró este mes.

Tanto los servicios como las manufacturas tomaron velocidad y las firmas contrataron a más trabajadores, según un sondeo de la firma Markit.

“Creo que (los datos europeos) son una muy buena señal de que no estamos avanzando hacia una recaí­da en recesión”
, dijo Sebastian Wanke, analista de Dekabank.

Las acciones europeas subieron por el dato del sondeo y previo a los resultados de las pruebas de resistencia tomadas a los bancos europeos que serán difundidos el viernes. Se espera que muestren en general resultados positivos para Francia, Italia e Irlanda y algunos negativos en Portugal y España.

Por Robert Gibbons
(Con el reporte adicional de Alejandro Barbajosa. Editado en español por Mónica Vargas y Marcel Deza)
Reuters