Amenaza de Chávez de no vender crudo a EE.UU serí­a un “suicidio económico”

Foto: Feliciano Sequera/Prensa Presidencial, Archivo

La amenaza del presidente venezolano Hugo Chávez de suspender la venta de petróleo a Estados Unidos, si éste apoya un eventual ataque desde Colombia contra Venezuela, serí­a un “suicidio económico” para un paí­s que depende del crudo y enfrenta una recesión, aseguran expertos.

“Literalmente, suspender la venta de petróleo a Estados Unidos, el único cliente que paga todas sus facturas, serí­a un suicidio económico, en particular si se toma en cuenta la larga recesión (…) y la inflación más alta de la región”, explicó a la AFP el economista Orlando Ochoa.

El domingo, Chávez advirtió que si Washington apoya “una agresión armada” contra su paí­s “desde territorio colombiano u otro lugar”, su gobierno no le venderá ni “una gota de petróleo más” a Estados Unidos, aunque en Venezuela “tengamos que comer piedra”.

Estados Unidos aseguró este lunes que “no tiene intención de entablar una acción militar contra Venezuela” y recalcó que ambos paí­ses tienen “una relación energética mutuamente beneficiosa”, que Washington desea que “continúe”.

La exportación de petróleo representa aproximadamente 90% de los ingresos en divisas de Venezuela, y Estados Unidos es el principal comprador de crudo a este paí­s sudamericano miembro de la OPEP.

“Es simplemente una medida económica que no se va a ejecutar, pero que si se ejecuta serí­a cortoplacista porque en tres meses estarí­amos en una situación precaria (…), no habrí­a divisas para el comercio ni la industria y se dispararí­a mucho más la inflación”, apuntó el economista Jesús Cacique.

“Es simplemente una medida económica que no se va a ejecutar, pero que si se ejecuta serí­a cortoplacista porque en tres meses estarí­amos en una situación precaria (…),

Venezuela, donde hay un férreo control del mercado de divisas, enfrenta una recesión económica desde 2009, cuando el PIB cayó 3,3%. Además, tiene la inflación más alta de la región, que llegó a 16,3% al cierre del primer semestre de 2010 y cerró 2009 en 25,1%.

Por ello, para Ochoa lo más probable es que la amenaza de Chávez “quede en retórica” y sea sólo una forma de “incluir a Estados Unidos en la problemática con Colombia para justificar el fracaso económico de su gobierno”.

La semana pasada, Chávez rompió relaciones diplomáticas con Colombia luego de que este paí­s denunciara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la presencia de guerrilleros en territorio venezolano, mostrando supuestas pruebas de su presencia “activa” en el paí­s.

Desde entonces, el mandatario venezolano ha asegurado en repetidas ocasiones que el “imperio” estadounidense planea atacar a su paí­s desde Colombia.

El ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramí­rez, aseguró el domingo que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), a cargo de la producción petrolera del paí­s, está en “alerta amarilla” y “lista para suspender el enví­o de petróleo y productos a los Estados Unidos si el paí­s sufre algún tipo de agresión militar”.

Cacique señaló que, con igual tendencia en los precios del petróleo y la cantidad de 950.000 barrilles diarios de crudo exportados a Estados Unidos durante abril de 2010, Venezuela dejarí­a de percibir “entre 10.500 y 11.000 millones de dólares en lo que resta del año”.

“El paí­s no tiene mercado para colocar su petróleo de forma tan fácil como en Estados Unidos. La aseveración de Chávez fue formulada sólo en términos polí­ticos y populistas, sin medir el impacto económico que tendrí­a”, concluyó.

Venezuela produce 3,1 millones de barriles de crudo al dí­a (mbd), según cifras oficiales, aunque la OPEP le atribuye una producción de unos 2,32 mbd.

Hace un año, Chávez ya habí­a congelado las relaciones diplomáticas con Colombia a raí­z de un acuerdo de cooperación militar entre Bogotá y Washington que Venezuela considera una “amenaza”.

Ví­a Agence France-Presse