El euro escaló este lunes por repercusiones de las pruebas de resistencia a bancos europeos

El euro escaló hasta los 1,30 dólares el lunes, ya que un alivio sobre las pruebas de resistencia de los bancos europeos y cifras económicas más fuertes en ambos lados del Atlántico aumentaron el apetito por el riesgo entre los inversores.

Las dudas sobre la rigurosidad de las pruebas a los bancos hicieron que los inversores fueran cautos a la hora de efectuar mayores apuestas en la moneda única, pero conforme avanzó el dí­a más inversionistas se sumaron a las compras para no perderse la senda alcista de los últimos dí­as.

Cifras económicas positivas en Europa también han apoyado al euro.

El dólar bajó contra el yen, aunque recortó algunas pérdidas luego de que un informe oficial mostrara que las ventas de casas nuevas en Estados Unidos subieron más de lo esperado en junio.

“Pese al resuelto enfoque del mercado en las pruebas de tensión, la historia más importante fueron los datos económicos sorpresivamente fuertes en la región (la semana pasada)”, dijo Boris Schlossberg, director de estudios de monedas de GFT en Nueva York.

En las operaciones de la tarde de Nueva York, el euro subió hasta los 1,3006 en la plataforma electrónica EBS y a un 1,3005 según datos de Reuters. La moneda finalmente terminó con un alza del 0,7 por ciento, a 1,2992 dólares.

Temores sobre la crisis de deuda en Europa y su impacto en los bancos de la región llevaron al euro por debajo de los 1,19 dólares el mes pasado, su menor nivel desde el 2006, pero la moneda luego comenzó un rápido repunte en julio.

Lo anterior se debió en parte a cifras que mostraron que la economí­a de la zona euro ha estado resistiendo mejor de lo anticipado, incluso cuando los gobiernos se ajustaron el cinturón para frenar los abultados déficits.

Los resultados de las pruebas de resistencia, que mostraron que sólo siete de 91 bancos evaluados no pasaron los tests, ayudaron aún más al euro.

Analistas técnicos dicen que el euro incluso podrí­a presionar hacia los 1,3125 dólares.

El euro subió contra el yen a sus mayores niveles desde inicios de julio, según la plataforma EBS mientras los operadores retiraron posiciones largas en yenes, pero luego se topó con ofertas de exportadores japoneses en alrededor de 113,30/113,50 yenes. Finalmente cayó un 0,1 por ciento a 112,80 yenes.

El dólar, en tanto, cayó un 0,7 por ciento a 86,83 yenes, el mí­nimo de la sesión.

Analistas dijeron que el reporte de las ventas de casas nuevas del lunes fue una “buena sorpresa” después de una serie de malos datos, pero que se necesitaba una mayor evidencia para asegurar a los inversores que la recuperación económica de Estados Unidos aún está en camino.

(Reporte adicional de Steven C. Johnson en Nueva York y Jessica Mortimer en Londres)
(Reporte de Nick Olivari y Vivianne Rodrigues)
Reuters