Reuters: Se deteriora la relación energética entre EEUU y Venezuela

AP Photo/LM Otero, archivo)

El presidente venezolano Hugo Chávez amenazó con interrumpir el suministro de hidrocarburos a Estados Unidos si la vecina Colombia, con quien rompió relaciones diplomáticas el jueves, intenta un ataque militar.

Chávez, quien dice liderar una revolución socialista en el paí­s miembro de la OPEP, ha retado a Washington varias veces en el pasado, pero nunca ha llevado a cabo su promesa de cortar los enví­os de petróleo a su principal comprador.

No obstante, las relaciones energéticas llevan años sometidas a una fuerte tensión. A continuación, una lista de las dificultades que enfrentan a ambos paí­ses:

EXPORTACIONES EN CAIDA

* Estados Unidos sigue siendo el primer destino del crudo venezolano, pero Caracas ha reducido su importancia como proveedor al paí­s del norte, al bajar de la cuarta a la quinta posición en los años recientes.

* El volumen de crudo y derivados despachados a Estados Unidos cayó un 39 por ciento a 1,08 millones de barriles por dí­a (bpd) entre 1997 y 2009, a consecuencia del estancamiento de la producción de crudo y la polí­tica de diversificación de exportaciones de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

* El Gobierno de Barack Obama, por su parte, está buscando aminorar progresivamente la dependencia del paí­s de las importaciones de petróleo.

NACIONALIZACIONES

* La renacionalización de la industria petrolera venezolana ha perjudicado especialmente a las empresas norteamericanas, que operaban desde campos marginales, hasta grandes proyectos de mejoramiento de crudo pesado en la Faja del Orinoco.

* Las estadounidenses Exxon Mobil y Conoco Phillips se fueron de Venezuela en 2007, luego de que el Gobierno de Chávez expropiara sus proyectos.

* En reclamo de una compensación por sus activos, a finales de 2007 estas dos petroleras introdujeron solicitudes de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial, que estarí­an próximos a decidirse.

* El suministro de crudo venezolano a las refinerí­as de Chalmette y Sweeney, operadas por Exxon Mobil y Conoco Phillips, respectivamente, y en donde PDVSA participa como minoritaria, se ha visto afectado por las tensiones entre las firmas.

* Las estadounidenses Tidewater y Exterran también solicitaron arbitrajes ante el Ciadi por la toma en 2009 de los activos con que le brindaban servicios a PDVSA, proceso que además afectó a la firma Williams.

* En junio PDVSA anunció que expropiarí­a los 11 taladros de la empresa Helmerich & Payne en el paí­s. Un año antes habí­a expropiado un taladro costa afuera de Ensco.

PRESIONES SOBRE CITGO

* Venezuela ha ido achicando el tamaño de la principal filial de PDVSA, Citgo Petroleum, con la venta de varios de sus activos de refinación en territorio estadounidense y la salida de miles de estaciones de servicio en los últimos años.

* En paralelo, las exigencias del Gobierno de Chávez a Citgo, que compra poco más de un tercio del crudo que va a Estados Unidos, se han acentuado con el reclamo de dividendos y financiamiento, así­ como el empleo de personal venezolano.

CIFRAS CONTROVERSIALES

* Venezuela no ha logrado que el Departamento de Energí­a de Estados Unidos acepte las cifras de producción y exportación de hidrocarburos que el Gobierno reporta, tras el paro que entre finales de 2002 y principios de 2003 derrumbó las operaciones de PDVSA.

* Las divergencias en las estadí­sticas de producción de crudo de ambas fuentes supera 800.000 bpd en la actualidad. Mientras Venezuela dice que extrae unos 2,96 millones de bpd, la Administración de Información de Energí­a (EIA, pos sus siglas en inglés) afirma que sólo llega a 2,09 millones de bpd.

(Con reporte de Marianna Párraga, editado por Mónica Vargas)
Reuters