Nueva caí­da en pedidos de subsidio por desempleo en EEUU

Foto del 20 de julio del 2010 muestra a Cedric James, izquierda, director de admisiones de la empresa MyComputerCareer.Com hablando con personas que buscan empleo en Plano, Texas. (Foto AP/Tony Gutiérrez)

Los nuevos pedidos de beneficios por seguro de desempleo cayeron por tercera semana consecutiva, pero la cifra todaví­a es elevada, informó el jueves el gobierno.

Según el Departamento de Trabajo, los pedidos cayeron en 11.000 a 457.000, ajustado por estacionalidad. Los economistas sondeados por Thomson Reuters habí­an previsto una caí­da menor.

Los reclamos han fluctuado este mes debido a factores temporales. General Motors y otras grandes empresas fabriles eliminaron sus tradicionales cierres estivales, lo que originó menos despidos y reclamos de desempleo. Empero, el impacto de esa distorsión desapareció mayormente de las estadí­sticas, dijo un analista del Departamento del Trabajo.

El promedio mensual de cuatro semanas de reclamos, que elimina las fluctuaciones, cayó a 452.500, el nivel más bajo desde mayo.

Ello sugiere que los despidos podrí­an haber comenzado a disminuir. El promedio de cuatro semanas es levemente inferior a su nivel de junio, lo que indica que el sector privado probablemente agregó el mismo número de empleos en julio que en junio. El Departamento del Trabajo emitirá la próxima semana su informe de julio sobre el mercado laboral.

“El í­ndice de reclamos es coherente con cierto crecimiento en el empleo total”, opinó el economista Zach Pandl, de la firma Nomura Securities. Pandl pronosticó que las empresas crearon unos 85.000 puestos de trabajo en julio — la misma cifra que en junio pero insuficiente para reducir el í­ndice de desempleo, que es ahora del 9,5%.

Los pedidos bajaron paulatinamente el año pasado de su cifra más alta, 651.000, alcanzada en marzo del 2009. Empero, siguen siendo superiores a los 450.000. En una economí­a sana con expansión del mercado laboral, los reclamos son generalmente inferiores a los 400.000.

El número de personas que siguen reclamando beneficios aumentó en 81.000 a 4,57 millones. La cifra no incluye a otras 3,67 millones de personas desempleadas que reciben beneficios adicionales pagados por el erario federal.

Por CHRISTOPHER S. RUGABER
Copyright 2010 The Associated Press.