Gobierno chino aprueba que Geely adquiera a la sueca Volvo

El director general de Geely Holding Group, Li Shufu, habla durante una conferencia de prensa en esta fotografí­a de archivo del 28 de marzo de 2010 en Goteborg, Suecia, difundida por la agencia informativa china Xinhua. (Foto AP/Xinhua, Wu Wei, Archivo)

La sociedad matriz china Geely Holding Group, cuya filial Geely Automobile es el primer fabricante independiente de automóviles en la nación asiática, recibió la aprobación final del gobierno chino para que pueda adquirir Volvo Cars de parte de Ford Motor Co., informó el jueves el Ministerio de Comercio.

Desde marzo se habí­a acordado que Geely adquirirí­a Volvo Cars, pero restaba la autorización de los reguladores europeos y una serie de dependencias oficiales chinas.

Los funcionarios del Ministerio de Comercio chino aprobaron la compraventa de 1.800 millones de dólares el lunes, dijo por teléfono un portavoz del ministerio que se negó a dar su nombre. Dijo que otros organismos chinos ya habí­an avalado también la operación.

“Esta fue la fase final de la aprobación del gobierno”, dijo. “No quedan condiciones”.

La compra de Volvo por parte de Geely es la mayor adquisición extranjera por parte de la industria automotriz de China. Con la adquisición, uno de los fabricantes chinos de automóviles más pequeños pero ambiciosos tiene acceso a una marca de prestigio y tecnologí­a de primer nivel.

Los reguladores de la Unión Europea aprobaron el acuerdo a principios de julio.

Un portavoz de Geely, Ning Shuyong, confirmó que la empresa habí­a recibido la aprobación del gobierno, con lo que allanó el camino para que la compañí­a concrete la adquisición.

“Ahora vamos a seguir adelante, como estaba planeado”, dijo Ning por teléfono desde la sede de la compañí­a en la ciudad oriental de Hangzhou, al sur de Shanghai.

Los analistas del sector dicen que persisten las dudas sobre si Geely, una empresa creada hace apenas 13 años, puede hacer rentable a Volvo, un fabricante que arrastra pérdidas en otro continente.

“La incertidumbre se refiere a las diferencias de las dos empresas y la falta de experiencia por parte de Geely”, dijo Xing Haizhi, un analista del sector automovilí­stico para la firma Cinda Securities, en Beijing.

Volvo serí­a la última de las unidades de Ford en Europa que será vendida, mientras la empresa con sede en Detroit se centra en sus marcas Ford, Lincoln y Mercury. Ford vendió sus marcas Jaguar y Land Rover a la india Tata Motors Ltd. en junio de 2008 por 1.700 millones de dólares.

___

La periodista de The Associated Press Bonnie Cao contribuyó a este despacho.

___

En internet:

Geely Auto: www.geely.com

Copyright 2010 The Associated Press.