Inflación en la Eurozona se desaceleró a su máximo nivel desde noviembre 2008


La inflación en los 16 paí­ses de la Eurozona se aceleró en julio a 1,7% interanual
, su máximo nivel desde noviembre de 2008, si bien los analistas no ven por ahora motivos de alarma en una región donde el desempleo sigue registrando un nivel récord del 10%.

El dato de los precios al consumo divulgado el viernes por la oficina de estadí­sticas Eurostat es conforme a las previsiones de los expertos consultados por Dow Jones Newswires y supone un récord desde el 2,1% registrado en noviembre de 2008.

La inflación se habí­a ralentizado en junio por primera vez en cuatro meses, hasta 1,4% y tras colocarse en 1,6% en mayo y 1,5% en abril.

Siguiendo la tendencia europea, Italia experimentó en julio una inflación de 1,7% interanual, frente a 1,3% en junio, según cifras divulgadas el viernes.

En noviembre de 2009, la inflación en la zona euro rompió con un periodo continuado de retrocesos, señal de una cierta recuperación económica en la zona euro, pero sobre todo de la subida de los precios del crudo.

No obstante, el í­ndice sigue por debajo del objetivo fijado por el Banco Central Europeo (BCE), gendarme de la estabilidad de los precios, que aspira a una inflación ligeramente inferior al 2%.

Martin van Vliet, analista del grupo bancario ING, indicó que el alza de julio puede responder a un aumento de los precios energéticos y de los alimentos, además de la reciente subida del IVA en España, Portugal, Grecia y Finlandia.

Pero este experto descartó que estos datos sean preocupantes: “Las previsiones a medio plazo para la inflación en la zona euro se mantienen moderadas, en el contexto de una recuperación gradual” de su economí­a, dijo.

La “debilidad de la demanda interna” también permite anticipar que la inflación no se disparará, según el analista Clemente De Lucí­a del banco BNP Paribas.

“El BCE prevé que la inflación se mantenga moderada a medio plazo y por ahora no parece que haya ninguna razón para cambiar de opinión”, coincidió Howard Archer, de IHS Global Insight.

El alto desempleo también es un factor que evita a los precios subidas descontroladas y el viernes Eurostat indicó que el í­ndice se mantuvo en junio en 10% por cuarto mes consecutivo en la zona euro, su nivel más alto desde la creación de ese espacio monetario en 1999.

En total, habí­a en junio 15,77 millones de inscritos en las listas de personas que buscaban trabajo en la Eurozona, 6.000 personas más que en mayo.

© 1994-2010 Agence France-Presse