Expertos afirman que intercambio comercial entre Cuba y Venezuela es “insostenible”

AFP PHOTO/STR


La profunda crisis económica que aqueja a Venezuela y Cuba hace inviables los términos en que se desarrolla actualmente
el intercambio comercial entre ambos paí­ses, afirmaron hoy algunos expertos en Miami.

Los expertos coincidieron en que “la relación e intercambio comercial” entre Venezuela y Cuba no es sólo “insostenible”, sino que éste “no sirve para propiciar la estabilidad polí­tica y económica” bilateral.

“No se trata de una relación comercial verdadera, normal, sino polí­tica”, aunque “extremadamente positiva para Cuba”, señaló Jorge Piñón, analista del Centro de Polí­tica Hemisférica de la Universidad de Miami (UM).

Piñón apuntó que el “intercambio de petróleo por servicios” que contemplan los acuerdos comerciales bilaterales resulta salvador para la isla caribeña, que evita de esta forma “pagar en efectivo” buena parte de la factura contraí­da con Venezuela.

El experto explicó en la XX reunión anual de la Asociación para el Estudio de la Economí­a Cubana que, de los 93.000 barriles de petróleo diarios que recibe Cuba de Venezuela, la isla paga parte del enví­o con servicios (médicos y de asesoramiento) y parte a largo plazo, es decir, a 25 años con un interés del 1 por ciento.

El ex presidente de Amoco Oil para América Latina estimó, pese a la dificultad que entraña contar con datos fiables, por la falta de transparencia del Gobierno cubano, que la deuda acumulada de la nación caribeña respecto de Venezuela alcanza los 5.000 millones de dólares.

Los acuerdos de colaboración entre ambos paí­ses incluyen el enví­o por parte de Cuba de personal médico, técnicos y especialistas, así­ como el asesoramiento en el terreno de la educación y los deportes; unos servicios que ambas naciones valoran según sus propios criterios de mercado.

Los acuerdos de colaboración entre ambos paí­ses incluyen el enví­o por parte de Cuba de personal médico, técnicos y especialistas, así­ como el asesoramiento en el terreno de la educación y los deportes.

En total, para 2010, ambas naciones han firmado 139 proyectos nacionales y “joint ventures” (sociedades de riesgo compartido) que abarcan ámbitos como la agricultura, la energí­a, las minas o la energí­a, indicó.

En opinión del experto en energí­a, la actual relación comercial que sostienen ambos paí­ses “sólo durará lo que dure el actual Gobierno venezolano y cambie su polí­tica” hacia Cuba, lo que podrí­a causar otro “perí­odo especial” en la isla como el que sufrió entre 1990 y 1992, tras la caí­da de la Unión Soviética.

“Cuba ha puesto hoy todos sus huevos en una misma canasta, Venezuela”, tal como hizo en la década de los ochenta con la desaparecida Unión Soviética, y “podrí­a pasar por otro perí­odo especial, incluso peor,” si en algún momento cambia la polí­tica de Venezuela respecto de la mayor de la Antillas.

Para el economista Rolando Castañeda, la crisis económica venezolana vuelve “ahora insostenible” los acuerdos comerciales con Cuba, que mantiene con el paí­s suramericano una deuda petrolera acumulada, entre 2003 y 2009, de más de 5.000 millones de dólares.

El ex funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hizo una radiografí­a de la economí­a venezolana muy preocupante, que registró una inflación cercana al 32%, de mayo de 2009 a mayo de 2010, y un déficit fiscal en 2009 del 8 por ciento.

Además, la nación suramericana experimentó en 2009 pérdidas de reservas internacional por valor de 10.000 millones de dólares, agregó.

Venezuela, diagnosticó, sufre una situación de “estaflación” (inflación unida a estancamiento económico o contracción económica), más un fuerte déficit fiscal y de balanza de pagos “ a pesar de los precios del petróleo”, acotó.

A esta grave situación se suma el hecho de que la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), que era, dijo, “una institución de lujo”, sufre serios problemas por la fuga de personal capacitado, entre geólogos, ingenieros y trabajadores, a otros paí­ses como Colombia y Canadá.

La situación, concluyó, “es insostenible ahora”, no cuando Venezuela “crecí­a rápidamente, tení­a acumulación de reservas internacionales y superávit fiscal”.

Ví­a EFE