Casa Blanca culpa a la crisis europea por desaceleración económica en EE.UU.

Foto: REUTERS/Kevin Lamarque

La Casa Blanca atribuyó hoy la debilidad del crecimiento económico de EE.UU. en el segundo trimestre del año, del 2,4 por ciento y menor de lo previsto, a la crisis presupuestaria en Europa.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, en declaraciones a bordo del Air Force One, el avión presidencial en el que acompaña al mandatario Barack Obama en una visita a Michigan, afirmó que “no cabe duda de que eso perjudicó nuestro crecimiento”.

La economí­a estadounidense, consideró el portavoz, “no cabe duda de que afronta viento en contra… lo que ha ocurrido en Europa, lo que pasó en Grecia a finales de la primavera fue una parte importante de ese viento en contra”.

Cuando se desató la crisis financiera en ese paí­s en 2008, apuntó Gibbs, “EE.UU. tomó duras decisiones para estabilizar su sistema financiero y para inyectar una recuperación en su economí­a y Europa no hizo tanto, francamente”.

La economí­a de Estados Unidos creció a un ritmo más lento entre abril y junio, y la inflación se mantuvo moderada, según los datos divulgados hoy por el Departamento de Comercio.

El portavoz hizo un llamado a la oposición republicana a colaborar para sacar adelante proyectos de ley que la mayorí­a demócrata considera necesarios para impulsar la economí­a

En ese perí­odo, el Producto Interior Bruto (PIB) creció a una tasa anualizada del 2,4 por ciento, dos décimas menos que lo esperado por la mayorí­a de los analistas.

El incremento de ese perí­odo fue muy inferior al 3,7 por ciento del primer trimestre, que ha sido revisado al alza en un punto, ya que previamente el Departamento de Comercio habí­a calculado la tasa anualizada de crecimiento del PIB entre enero y marzo en un 2,7%.

En el último trimestre de 2009 la economí­a creció a un ritmo anual del 5,6 por ciento.

La desaceleración en el segundo trimestre refleja, principalmente, el crecimiento del déficit en el comercio exterior y un flojo gasto de los consumidores.

En sus declaraciones hoy, Gibbs indicó que “este año hemos tenido un crecimiento económico constante de cerca del 3 por ciento, pero somos conscientes de que debemos hacer más, que tenemos que hacerlo mejor“.

El portavoz hizo un llamado a la oposición republicana a colaborar para sacar adelante proyectos de ley que la mayorí­a demócrata considera necesarios para impulsar la economí­a, entre los que se encuentra una medida para facilitar el crédito y desgravaciones fiscales a las pequeñas empresas.

Por su parte, la consejera económica de la Casa Blanca Christina Romer consideró que el crecimiento del PIB es “sólido” pero reconoció que es insuficiente para “reducir el í­ndice de paro de forma sustancial”.

Ví­a EFE