El crudo se recupera en Nueva York y cierra casi en US$ 79

Un surtidor de gasolina en una gasolinera de Atenas (Grecia) el martes, 27 de julio de 2010. EFE/Simela Pantzartzi

El petróleo en Estados Unidos pasó a terreno positivo el viernes para cerrar el mes con ganancias, restando importancia a los temores sobre el ritmo de crecimiento económico en ese paí­s, tras la divulgación de datos mixtos.

Los precios del crudo también fueron apuntalados por la escalada en los futuros de productos refinados ante el vencimiento de los contratos para agosto.

El petróleo estadounidense para pronta entrega cerró el mes de julio con un alza de 3,29 dólares, o un 4,35 por ciento, respecto a fines de junio, aunque terminó la semana con pérdidas de 6 centavos o un 0,07 por ciento.

El crudo estadounidense para entrega en septiembre subió 59 centavos, a 78,95 dólares el barril, tras negociarse entre 76,83 y 79,05 dólares.

El petróleo Brent también ganó 59 centavos, a 78,18 dólares el barril, tras cotizar entre 76,20 y 78,31 dólares.

Los futuros de crudo bajaron temprano en la sesión, tras la datos que mostraron que el crecimiento económico en Estados Unidos se desaceleró en el segundo trimestre.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió a una tasa anual del 2,4 por ciento, dijo el Departamento de Comercio de Estados Unidos, tras una cifra revisada del primer trimestre de un crecimiento del 3,7 por ciento.

La confianza del consumidor estadounidense cayó en julio frente a junio, a su nivel más bajo desde noviembre, lo que también presionó al crudo.

Los precios del petróleo también recibieron soporte de un alentador reporte sobre la actividad comercial en la región central de Estados Unidos.

“Mientras que el desalentador reporte sobre el PIB arrastró al mercado a la baja (…) el complejo logró rebotar (…) con ayuda de una mejora en las cifras de confianza del consumidor, así­ como un informe optimista sobre la actividad comercial en Chicago”, dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch & Associates en Galena, Illinois.

Señales de una leve recuperación económica, el crecimiento de la demanda petrolera y el aumento de los inventarios de crudo han ayudado a mantener los precios bajo control, mientras se recuperan desde mí­nimos por debajo de 65 dólares a fines de mayo.

Los í­ndices bursátiles en Estados Unidos cerraron mixtos, pero el indicador S&P 500 terminó la sesión al alza, mientras que las acciones concluyeron su mejor mes en un año, luego de que sólidos resultados corporativos compensaron el impacto de flojos datos económicos.

En tanto, el euro se debilitó contra el dólar, mientras que la moneda estadounidense tocó mí­nimos de varios meses contra el yen y el í­ndice del dólar también se debilitó.

Por Robert Gibbons
(Reporte adicional de Selam Gebrekidan, Alex Lawler y Alejandro Barbajosa)
Reuters