UE debate sobre la reforma de la Polí­tica Agrí­cola Común y el sector lácteo en 2011

Foto: EFE/OLIVIER HOSLET/Archivo

Bruselas, 7 ene (EFE).- Los debates sobre la reforma de la Polí­tica Agrí­cola Común (PAC) y las medidas para mejorar la situación del sector lácteo destacan entre las prioridades para la Unión Europea (UE) en materia de agricultura en 2011.

Las instituciones de la UE continuarán discutiendo sobre el futuro de la PAC a partir de 2014 (año en que termina el actual presupuesto comunitario), pero la negociación de la reforma no culminará hasta 2012.

Para este semestre, está previsto que el Consejo de ministros de la UE (que representa a los gobiernos) y el Parlamento Europeo progresen en las conclusiones sobre las primeras propuestas de la Comisión Europea (CE) acerca de la revisión de la PAC.

En julio, la CE hará públicos los textos legislativos para las negociaciones sobre la reforma, que no concluirán hasta 2012.

Las propuestas que hay en estos momentos sobre la mesa están muy abiertas, porque no incluyen cifras presupuestarias.

El proyecto desvelado por la CE hasta ahora plantea cambiar las subvenciones actuales por un nuevo reparto en el que el importe de las ayudas sea superior para aquellos agricultores o ganaderos que cumplan determinados “servicios” al medioambiente.

Por otra parte, los Veintisiete avanzarán en las propuestas que Bruselas ofreció para mejorar la situación del mercado de la leche, entre las que destaca la posibilidad de que los ganaderos se unan para negociar colectivamente los precios y reforzar su posición frente a las industrias.

Hungrí­a ejercerá la presidencia rotatoria de la UE en el actual semestre y será relevada por Polonia durante la segunda mitad de 2011.

La presidencia húngara “está dispuesta a impulsar el debate sobre las principales direcciones de la PAC, el objetivo es contribuir al desarrollo de una polí­tica que proteja a los productores, propiciar consensos entre los paí­ses y que el público europeo conozca sus verdaderos valores”, según un texto con las prioridades semestrales.

Por otra parte, Hungrí­a pretende concluir los informes sobre el plan de acción para mejorar el bienestar animal e impulsar regulaciones sobre las normas de alimentos de calidad y denominaciones de origen.

En el actual semestre, la presidencia prevé también progresar en los planes en favor del sector apí­cola y para la protección de los bosques.