Directivos de Coca Cola aseguran que la bebida escasea en Venezuela tras 11 dí­as de huelga

Foto:

Una huelga de 11 dí­as en la principal embotelladora de Coca-Cola y otras bebidas en Venezuela está causando desabastecimiento en el paí­s.

El director legal y de asuntos corporativos de Coca-Cola Femsa Rodrigo Anzola dijo a la AP que aunque las continúan las negociaciones con los dirigentes sindicales, pero la huelga persiste en la planta de la ciudad centro costera de Valencia, que maneja la mitad de producción de la embotelladora.

Coca-Cola tiene plantas en la capital venezolana y las ciudades de Valencia, Maracaibo y Barcelona, además de 33 centros de distribución.

Desde el 14 de enero surgió el conflicto laboral en la planta de Valencia donde unos mil trabajadores exigen mejoras salariales, tickets de alimentación, servicio de comedor y un seguro médico para sus padres.

Los trabajadores activaron la semana pasada dos lí­neas de producción de agua para evitar el desabastecimiento del producto en el paí­s.

Anzola afirmó que a consecuencia del paro de la planta de Valencia, Coca Cola registró hasta el 24 de enero un volumen “no producido” y “no vendido” de “5,4 millones de cajas unitarias”. Cada caja tiene 24 botellas de 237 mililitros.

Coca-Cola registró durante el 2009 ventas totales por 255 millones de cajas unitarias, según cifras de la empresa.

Huelga está teniendo un “impacto muy severo”

El directivo admitió que la huelga está teniendo un “impacto muy severo” para centenares de trabajadores de la embotelladora que se encargan de vender y distribuir el producto y cuyos ingresos dependen en 70% las ventas y para los proveedores de productos.

Coca-Cola ha dicho que sus propuestas “representan una importante mejora salarial real para sus trabajadores

“En la medida que van pasando los dí­as (de huelga) pues obviamente el nivel de desabastecimiento a nivel nacional… está siendo más pronunciado”, dijo Anzola.

Además de Coca-Cola, la embotelladora de capital mexicano produce diez marcas de bebidas gaseosas.

El directivo señaló que no han hecho un cálculo de las pérdidas económicas que están teniendo.

Miguel de Pablos, secretario general del sindicato de Valencia, dijo a la AP que los trabajadores exigen un incremento diario de 45 bolí­vares fuertes (10,4 dólares) diarios mientras la empresa les ofrece 16 bolí­vares fuertes (3,7 dólares).

Los salarios de los empleados de la embotelladora en Valencia oscilan entre 70 bolí­vares fuertes (16 dólares) y 160 bolí­vares fuertes (37 dólares) diarios.

Coca-Cola ha dicho que sus propuestas “representan una importante mejora salarial real para sus trabajadores, incrementan sus beneficios laborales, superan la inflación registrada en Venezuela durante 2010”.

En la planta de Coca-Cola en Valencia laboran 1.200 personas. La nómina total de la embotelladora alcanza a cerca de 8.000 trabajadores.

La empresa mexicana Coca-Cola Femsa, la embotelladora de Coca-Cola más grande de América Latina, compró en 2003 la concesión de Coca-Cola a la venezolana Hit, propiedad del empresario local Oswaldo Cisneros.

Obreros de Coca Cola confí­an en pronto fin de huelga

Los obreros de la planta de la Coca Cola que están en huelga en Venezuela desde el pasado 14 de enero confí­an en concluir la próxima semana la negociación con la empresa y regresar al trabajo, dijo hoy el secretario general del sindicato en huelga, Miguel de Pablos.

“Por lo que he visto, la buena actitud (de los representantes) de la empresa, estimo que este fin de semana o a principios de la otra ya debemos estar terminando de negociar, con el favor de Dios”, dijo de Pablos a Efe en una llamada telefónica.

Desde el viernes pasado y hasta este martes suman 13 las cláusulas del contrato colectivo ya negociadas, de 39 en total.

“Ahora quedan solo 26, aunque entre ellas están las cláusulas principales en cuanto al aumento salarial que pedimos y la retroactividad”, agregó el dirigente sindicato de la Coca Cola en la ciudad de Valencia (centro).

Hasta ahora se mantiene la demanda de los obreros de un alza salarial de 45 bolí­vares diarios (unos diez dólares), y el ofrecimiento de la empresa de incremento de 16 bolí­vares (3,7 dólares), confirmó Miguel de Pablos.

El director de Asuntos Corporativos de la empresa, Rodrigo Anzola, indicó a Efe el pasado viernes que las negociaciones “avanzan” gracias a que “la dinámica, la actitud de acercamiento de los negociadores es muchí­simo más productiva”.

Con información de EFE.