Escotet dice que la banca privada asumirá construcción de conjuntos habitacionales

Foto: Archivo

El presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Juan Carlos Escotet, anunció que el sistema bancario nacional asumió el compromiso de atender el problema de la vivienda en Venezuela y se ocupará de finalizar la construcción de todos los conjuntos habitacionales que actualmente se encuentran paralizados o afectados por procedimientos legales.

“En términos objetivos, la banca no tiene ninguna responsabilidad en las posibles irregularidades que se hayan podido cometer en algunos desarrollos inmobiliarios, pero la vocación que tenemos es la de resolver el problema y estamos trabajando en un esquema que nos permita culminar todos y cada uno de los conjuntos residenciales afectados”, expresó Escotet en una entrevista radial.

El dirigente gremial recordó que la ABV presentó recientemente una iniciativa para desarrollar hasta un millón de unidades de vivienda en todo el paí­s

“Evidentemente vamos a asumir costos muy importantes para resolver este problema”, agregó el directivo. “Estos costos no son de manera alguna imputables a la banca, pero queremos contribuir de la manera más efectiva a resolver el problema de la vivienda, que es el patrimonio más importante de las familias. En la banca estamos consciente de ello nuestra postura es resolver todos los problemas con estos conjuntos”.

Escotet explicó que la ABV estudia la posibilidad de crear un fondo intersolidario entre todas las instituciones para compartir los costos. “Nuestra decisión irrestricta es terminar todos los proyectos. Necesitaremos un tiempo para concertar con los principales promotores inmobiliarios y con las personas que compraron estas viviendas, pero vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que los afectados reciban sus apartamentos”, aseguró.

El dirigente gremial recordó que la ABV presentó recientemente una iniciativa para desarrollar hasta un millón de unidades de vivienda en todo el paí­s en un plazo de cuatro años. Sin embargo, advirtió que “no existe forma de plantearse metas de construcción como esta sin la concertación entre el Estado, el sector venezolano de la construcción y la banca tanto pública como privada. Creo que eso es lo mejor que le podrí­a pasar a la población, al propio Estado y también a la banca, que es la principal interesada en apoyar las necesidades de nuestros clientes”.

Escotet se refirió además a la reciente solicitud de 15.000 millones de bolí­vares por parte del Presidente de la República, también para el sector de la vivienda: “Hay suficientes mecanismos para atender ese requerimiento, bien sea mediante la adquisición de obligaciones hipotecarias emitidas por el Estado o por el Banavih, con respaldo de cartera titularizada o cualquiera de las figuras que existen en los sistemas financieros”, explicó.

Sobre los comentarios que han surgido acerca de una supuesta nacionalización de la banca, Escotet señaló: “La reciente Ley del Sistema Bancario Nacional es una prueba concreta de que el Gobierno considera indispensable un sistema bancario mixto, en el que perfectamente pueden convivir la banca pública y la privada. Esa es una señal inequí­voca de que no está prevista la estatización. Tampoco hay razones objetivas para pensar en ello, la banca ha trabajado en atender las prioridades del Ejecutivo, ha cumplido a cabalidad con todas las carteras obligatorias y, cuando el Gobierno ha necesitado emitir tí­tulos de deuda pública para financiar parte de su prepuesto, la banca los ha adquirido hasta donde le ha sido posible”.

“Pero lo más importante –puntualizó Escotet– es que los principales afectados por las actuaciones que se tomen en el sector bancario son los clientes. La banca se debe a sus depositantes y la realidad más relevante es que la esencia del sistema bancario son sus clientes, cuyo patrimonio debe proteger. Por eso cuando se habla de más de 20 millones de depositantes, que es el universo que tenemos en Venezuela, hay que ser muy cuidadoso con las medidas que se tomen”.

Ví­a nota de prensa