La independencia de Caracas del Guri aún está lejos de finalizar

Foto:Archivo

En los planes del Gobierno para independizar Caracas del Guri debió alcanzarse en julio de 2010. Pero hasta la fecha, y pese a los intentos del Ejecutivo por incorporar nueva capacidad de generación al sistema eléctrico nacional, la Electricidad de Caracas aún requiere de la energí­a del principal parque hidroeléctrico del paí­s para satisfacer la demanda de la región capitalina.

Aunque la demanda máxima de potencia de los usuarios del área metropolitana de Caracas ha disminuido gracias al plan de ahorro que penaliza a los altos consumidores, persiste un déficit de entre 100 y 150 megavatios. Esto evidencia un retraso en las obras proyectadas por el Ejecutivo para incrementar la cantidad de megavatios disponibles y blindar la capital de cualquier eventualidad, a partir de anillos de seguridad energética, según el diario El Nacional.

El plan para el área metropolitana de Caracas estipulaba el alcance del punto de equilibrio en julio, incorporar más de 1.100 MW en el segundo semestre de 2010 e invertir el esquema de importación de energí­a del sistema interconectado para volver a exportar electricidad a la red. La meta se cumplirí­a este año.

El Conjunto Generador Josefa Joaquina Sánchez, antes Tacoa, en Vargas, abastece casi 75% de la demanda de energí­a de la capital; mientras que la planta José Marí­a España, en Miranda, con 450 MW de capacidad instalada, satisface el porcentaje restante de 25%.

Antecedentes

Pero no todos los megavatios están disponibles. Hasta hace 1 año, la capacidad instalada de Tacoa era de 1.600 MW. Sin embargo, con 5 turbinas fuera de servicio por obsolescencia, y otras unidades en mantenimiento, la planta sólo tení­a capacidad para aportar 1.385 MW al sistema interconectado nacional.

En ese momento, la Electricidad de Caracas tuvo que tomar energí­a prestada de la red, entre 650 MW y 750 MW, e importar de la represa de Guri. La autonomí­a que tení­a la EDC para cubrir la demanda se vio entonces reducida a la quinta parte.

Con la incorporación de nuevos equipos, la principal planta termoeléctrica de la Electricidad de Caracas aumentó su capacidad instalada a 2.200 MW, pero no toda es efectiva.

Se hace necesario importar del sistema interconectado entre 100 MW y 150 MW para garantizar el suministro de corriente eléctrica a Caracas.

Una fuente vinculada con el área de operaciones de la planta de Tacoa afirmó que en este momento sigue fuera de servicio la unidad 7, con capacidad para aportar 400 megavatios.

Cesó operaciones por mantenimiento. Se espera que hoy entre otra vez en funcionamiento.

“La directiva de Corpoelec tomó cartas en el asunto y en menos de un año se instaló la planta Arrecife, se dotó la planta de Tacoa con seis nuevas unidades y se puso en funcionamiento la ampliación de la planta. También se sumaron tres unidades cuyo insumo es el gas, en la planta de Picure”, precisó un técnico de la empresa que solicitó el anonimato.

Nuevos Proyectos
Por otra parte, se proyecta que en abril comiencen a funcionar 2 barcazas ­plantas colocadas sobre el agua­, que contribuirán con 340 MW. El Conjunto Generador Josefa Joaquina Sánchez estarí­a en capacidad de exportar al sistema interconectado 300 MW.

Según la fuente estarí­a listo para abril por ajustes y pruebas posteriores.

La obra esencial para que ello ocurra es la culminación del Complejo Termocentro, que incluye las plantas La Raisa y El Sitio, y que tendrá capacidad para generar 1.610 MW de electricidad, pero que tiene 1 año de atraso en su ejecución por la demora en los desembolsos a los contratistas del proyecto.