Wall Street cerró en positivo con 0,58% en el Dow Jones de Industriales

Foto: AP/Richard Drew

Nueva York, 31 ene (EFE).- La Bolsa de Nueva York cerró hoy en positivo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, acabó con un ascenso del 0,58% la última jornada de enero, una sesión marcada una vez más por la preocupación sobre la situación en Egipto.

Los mercados estadounidenses permanecieron hoy durante prácticamente todo el dí­a en territorio positivo, gracias en gran parte a las empresas del sector energético, y finalmente la principal referencia de Wall Street acumuló un avance de 68,23 puntos para terminar en 11.891,93 unidades.

El í­ndice del selectivo S&P 500 también acabó con un avance del 0,77%, ya que subió 9,78 puntos y alcanzó los 1.286,12, al tiempo que el í­ndice compuesto del mercado Nasdaq ascendió el 0,49%, al ganar 13,19 unidades y colocarse en 2.700,08.

La semana comenzó con los mercados preocupados por la evolución de la situación en Egipto, donde su presidente, Hosni Mubarak, tomó hoy juramento a los ministros del nuevo Gobierno.

Sin embargo, miles de egipcios repitieron hoy en la plaza Tahrir las protestas que protagonizan desde hace una semana, en un acto que se desarrolló sin incidentes a pesar de que la Policí­a volvió a las calles después de estar ausente por tres dí­as.

Los analistas expresan su preocupación por el impacto que esta situación pueda tener en el tráfico de crudo por el canal de Suez, por donde cada dí­a pasan más de un millón de barriles

Sin embargo, los inversores prefirieron dejarse llevar hoy por el entusiasmo generado por las cuentas de ExxonMobil, que reflejan una ganancia neta el año pasado de 30.460 millones de dólares, el 58% más que el ejercicio anterior, gracias al encarecimiento del crudo y a una mejora en sus márgenes en las actividades de refinamiento.

En el cuarto trimestre ganó un 53% más, hasta 9.250 millones de dólares (1,85 dólares por acción), lo que supera con creces las previsiones de los analistas.

Con estas cuentas la petrolera se colocó como una de las treinta integrantes del Dow Jones que más subió en este arranque de la semana, con un avance final del 2,14% y sólo por detrás del fabricante de aluminio Alcoa, que escaló un 2,73%.

Casi todas las grandes empresas energéticas cotizadas en Nueva York registraron hoy avances, entre ellas Chevron (1,67%), que también forma parte del Dow Jones, BP (2,73%), ConocoPhillips (1,28%), Royal Dutch (1,01%), Repsol YPF (2,03%) y Petrobras (3,73%).

Otros sectores energéticos

Fuera del sector energético, también destacaron por sus subidas en el Dow Jones el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (1,39%), el productor de refrescos Coca Cola (1,03%), las entidades financieras Bank of America (0,96%), Travelers (0,81%) y JPMorgan Chase (0,9%), y las tecnológicas IBM (1,75%) y Cisco (1,05%).

Al ambiente comprador de hoy contribuyó la noticia de que el gasto de los consumidores, que en Estados Unidos equivale a más de dos tercios de la actividad económica, aumentó un 0,7% en diciembre, lo que supone el sexto mes de avances consecutivos.

Los valores que más bajaron dentro del Dow fueron Procter & Gamble (-1,67%), Wal-Mart (-1,11%), American Express (-1,09%), Johnson & Johnson (-0,4%) y General Electric (-0,3%).

La tecnológica Intel, que también forma parte del Dow, cerró sin cambios en el Nasdaq después de anunciar que sus ingresos del primer trimestre del año se reducirán en cerca de 300 millones de dólares a causa de un problema detectado en el diseño de uno de sus chips.

Fuera del Dow, destacó un dí­a más el descenso de Borders, que perdió un 14% después de que se conociera que cancelará el pago de cuentas pendientes con proveedores, arrendatarios y otros acreedores, mientras la cadena de librerí­as estudia cómo salir de la difí­cil situación financiera en la que se encuentra.

En otros mercados, el barril de petróleo de Texas subió el 3,19% en la Bolsa Mercantil de Nueva York, afectado también por la preocupación que suscita la situación en Egipto, y cerró la sesión a 92,19 dólares por barril (159 litros), su precio más alto desde octubre de 2008.

Mientras, la onza de oro para entrega en abril se negociaba a 1.336,4 dólares y la rentabilidad de la deuda a diez años subí­a al 3,36%