indicadores financieros

HERRAMIENTAS


La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) redujo de 1.800 a 900 dólares las autorizaciones mensuales de divisas que podrán destinarse para las operaciones de remesas a familiares que residen en el exterior, informó el lunes el gobierno.

Como parte del proceso de endurecimiento del control cambiario, el gobierno puso en vigencia una regulación especial que prevé que el monto máximo de divisas que se podrá enviar mensualmente al exterior a los familiares será de 900 dólares, según señala la Gaceta Oficial que fue difundida el lunes.

Anteriormente se permití­a enviar a los familiares residentes en el exterior la cantidad de 1.800 dólares al mes.

Como beneficiarios de la normativa figuran: el “abuelo, abuela, padre, madre, hijo, hija, nieto, nieta, cónyuge o concubino del usuario, que se encuentre legalmente residenciado en el exterior y en su condición de receptor de las divisas”.

A inicios de año el gobierno redujo a la mitad los cupos de divisas de tarjetas de crédito para las personas que viajan al exterior y lo llevó de 5.000 a 2.500 dólares. Además se bajó de 600 a 500 dólares anuales el cupo de divisas en billetes que tienen autorizado comprar los nacionales que viajen al exterior.

El endurecimiento del control cambiario se dio a raí­z de la caí­da de los precios del petróleo, que es la principal fuente de ingresos del paí­s.

El paí­s recibió el año pasado 87.443 millones de dólares por exportaciones petroleras. Los analistas estiman que debido al descenso de los precios petroleros el paí­s dejará de recibir este año unos 50.000 millones de dólares.

El petróleo financia 93 de cada 100 dólares que ingresan al paí­s por exportaciones.

Las empresas ensambladoras, los bancos, los importadores, y algunas fabricantes de alimentos y medicinas se han quejado de la demora de Cadivi en la entrega de los dólares.

El ministro de Economí­a, Alí­ Rodrí­guez, anunció el mes pasado que ante la fuerte caí­da de los ingresos por exportaciones petroleras el gobierno le dará prioridad a las importaciones de alimentos y medicinas.

Venezuela mantiene desde el 2003 un control de cambio, y todos los importadores, empresarios, turistas y estudiantes están obligadas a recurrir a Cadivi para obtener las divisas oficiales que se cotizan a la tasa de 2,15 bolí­vares fuertes por dólar.

En el mercado paralelo la divisa estadounidense se negocia a un valor que supera en más del doble la paridad oficial.

Copyright 2009 The Associated Press.

economía » en esta sección

buscador