HERRAMIENTAS
Foto: Prensa ABV / Archivo

El Consejo Bancario Nacional (CBN), en ocasión de su Asamblea General Ordinaria, aprobó la Memoria y Cuenta y el informe de gestión de su Junta Directiva, correspondiente al año 2010, y resolvió las acciones derivadas del cambio de situación jurídica del organismo, debido a la decisión del Estado venezolano de no incluir en el texto de la Ley de Instituciones del Sector Bancario, promulgada el 28 de diciembre de 2010, las disposiciones que anteriormente sustentaban su personalidad jurídica, atribuciones y funciones.

En vista de esta situación, el CBN acordó proceder a su liquidación, de conformidad con el régimen aplicable a las personas morales del Derecho Civil y a sus propios estatutos. La liquidación consistirá en el pago de los pasivos, representados fundamentalmente por los compromisos de tipo laboral con sus empleados, y en la liquidación de los activos.

El CBN formuló una recomendación al sector bancario venezolano, para que mantenga viva la petición de que se restablezca la base legal de la existencia del Consejo Bancario Nacional y se restituyan sus atribuciones.

A los efectos de la liquidación, se acordó designar una Junta Liquidadora integrada por los actuales miembros de la Junta Directiva del CBN, y se autorizó a esta Junta a entregar los activos a un fideicomiso que tendrá una duración de un año. Al final de ese período, la Junta decidirá sobre el destino final de los activos.

Durante la presentación de su informe de gestión, el CBN planteó que existen aún fundamentos constitucionales que permiten mantener viva la esperanza de que el Estado reconsidere la decisión de eliminar las bases legales que fundamentan la existencia del Consejo Bancario Nacional. Estos fundamentos constitucionales están recogidos principalmente en los derechos de participación ciudadana.

Por ello, el CBN formuló una recomendación al sector bancario venezolano, para que mantenga viva la petición de que se restablezca la base legal de la existencia del Consejo Bancario Nacional y se restituyan sus atribuciones, tal y como se regulaba en la anterior Ley de Bancos.

Durante 70 años
, el Consejo Bancario Nacional, creado el 14 de marzo de 1940, el mismo año en que se fundaron el Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos, cumplió funciones en pro del mejoramiento y modernización de la actividad bancaria del país, siempre en coordinación con los organismos del Estado.

Actuó como un organismo técnico y de consulta para el Gobierno Nacional, fue creador de normas supletorias de la Ley y fue el ente encargado de recopilar las prácticas y costumbres bancarias. Por ocuparse de un interés colectivo, persiguió siempre el bien común, y no el de ninguno de los institutos financieros que lo conformaban, sino el del sector bancario en general, sus clientes y sus usuarios.

Ví­a nota de prensa del CNB