Precios del petróleo cerraron en caí­da: Texas US$111,05 y Brent US$122,45

Foto: AFP Photo / César Manso/Archivo

Nueva York, 3 may (EFE).- El petróleo de Texas bajó hoy un 2,17 % y cerró a 111,05 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), afectado por el avance del dólar ante otras divisas durante gran parte de la jornada y como un efecto rebote tras haber tocado precio más alto en dos años y medio el viernes pasado.

Al final de esta segunda sesión de la semana, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en junio habí­an restado 2,47 dólares por barril (159 litros) al precio del lunes, cuando habí­an descendido un 0,35% tras conocerse la muerte de Osama bin Laden en Pakistán.

Esta jornada el crudo registraba un marcado descenso motivado en gran medida por el fortalecimiento del dólar ante otras divisas que predominó durante toda la sesión y que suele desincentivar la compra de futuros de petróleo y otras materias primas ya que, al negociarse en la divisa estadounidense, resultan más caros.

A esta hora el llamado “billete verde” continuaba con esa tendencia alcista del dí­a ante otras divisas, como el euro, que se cambiaba por 1,4824 dólares, comparado con los 1,4831 que hací­an falta la jornada anterior.

El retroceso del petróleo se producí­a además como un efecto rebote, ya que los contratos de WTI se colocaron el viernes pasado en los 113,93 dólares por barril, un precio desconocido desde agosto de 2008, antes del estallido de la crisis económica.

Este martes se difundió un informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), en el que se afirmaba que el precio medio del barril de petróleo de Brent -de referencia en Europa- será de 115 dólares en el conjunto de 2011 como consecuencia de las revueltas en el mundo árabe y la consiguiente incertidumbre polí­tica.

Por otro lado en la Bolsa Mercantil de Nueva York los contratos de futuros de gasolina y los de gasóleo para calefacción con vencimiento en junio registraron unos descensos de 2 y 6 centavos, respectivamente, con lo que terminaron la jornada a 3,32 y 3,19 dólares por galón (3,78 litros).

Por su parte, los de gas natural restaron dos centavos al precio de cierre anterior para cerrar a 4,67 dólares por cada mil pies cúbicos.

El Brent bajó 2,12% y cerró en 122,45 dólares

El precio del barril de Brent cerró hoy con una bajada del 2,12 por ciento en el mercado de futuros de Londres, hasta llegar a los 122,45 dólares, en una jornada marcada por los buenos resultados económicos de EE UU y la incertidumbre ante un posible ataque terrorista como represalia por la muerte de Osama bin Laden.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa para entrega en junio, acabó en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) 2,66 dólares por debajo del cierre de la sesión del lunes, cuando terminó en 125,11 dólares.

Las noticias de la muerte de Osama bin Laden monopolizaron la jornada de hoy, en la que los expertos consideran que la posibilidad de ataques terroristas para vengar la muerte del lí­der de Al Qaeda no tendrí­a porqué afectar a enclaves petrolí­feros importantes.

No obstante, el primer ministro británico, David Cameron, advirtió hoy de que el Reino Unido tiene que estar muy atento, “especialmente a corto plazo, por el peligro de represalias de redes de Al Qaeda o de acciones en solitario”.

El aumento del valor del dólar, que cotiza a 0,67430 frente al euro y a 0,60620 frente a la libra esterlina, también ha favorecido la bajada del precio del petróleo, que se comercia en la divisa estadounidense.

Por otro lado, el Departamento de Comercio de EE UU anunció hoy mejoras en la industria al aumentar en 3 por ciento los pedidos de las fábricas en el mes de marzo, el quinto incremento consecutivo.

Esta subida superó las expectativas de los expertos, que auguraban una aceleración de solamente el 2,2 por ciento, y produjo un impacto positivo en la economí­a del mayor consumidor de petróleo del mundo.

En las últimas semanas, el petróleo subió considerablemente debido a la situación de conflicto en Libia y la inestabilidad polí­tica en los paí­ses de Oriente Medio, si bien Arabia Saudí­ ha incrementado la producción para frenar el alza.