Cuba volverá a distribuir café mezclado con chí­charo en libreta racionamiento

Foto: EFE/Alejandro Ernesto archivo.

La Habana, 3 may (EFE).- El Gobierno cubano anunció hoy que el café que se distribuye por la libreta de racionamiento volverá a mezclarse con chí­charo (una especie de guisante) por el alza de los precios internacionales y la baja producción nacional, al tiempo que se eliminarán las cuotas para consumidores de cero a seis años.

El Ministerio de Comercio Interior anunció hoy en una nota que la medida entrará en vigor este mes de mayo y en consecuencia se rebajará el precio subsidiado de la bolsa de café mezclado de cinco a cuatro pesos cubanos (0,15 dólares ).

El comunicado indica que este año el precio del café ha ascendido en el mercado internacional en un 69 por ciento en comparación con igual fecha de 2010, por lo que “se ha decidido producir nuevamente café mezclado con chí­charo con destino a la cuota normada”.

También resalta que el costo del “chí­charo” aumentó sólo en un 30 por ciento, con niveles “muy inferiores a los del café”.

“Adicionalmente se suprime la cuota normada que se entrega a los consumidores de 0-6 años”, agrega la nota, y precisa que a pesar de estas medidas el Estado cubano aún mantiene subsidios por valor de unos 190 millones de pesos al año.

Según se explica, en la decisión influyeron asimismo “los bajos í­ndices de producción nacional” de café, cuya cosecha 2009-2010 fue considerada una de las más bajas de la historia en el paí­s, con sólo 6.000 toneladas.

En consecuencia, Cuba ha venido gastando anualmente unos 50 millones de dólares por concepto de importación del grano, y el último año fue necesario comprar 18.000 toneladas para cubrir el consumo local.

En diciembre pasado el presidente Raúl Castro anunció ante la Asamblea Nacional que la isla no podrí­a darse “el lujo” de seguir gastando ese dinero en importaciones de café para distribuir a todos los cubanos mediante la cartilla de racionamiento, “incluyendo a los niños recién nacidos”.

En ese sentido, el mandatario dijo que por “necesidad ineludible” se volverí­a a mezclar el café con chí­charo como se hací­a hasta el año 2005, y subrayó que “para seguir tomando café puro y sin racionamiento la única solución es producirlo en Cuba”.

Vigente desde 1962, la cartilla de racionamiento ha recortado su oferta en los últimos meses como parte de la polí­tica de reformas económicas del Gobierno de Raúl Castro, que propone su “eliminación ordenada”.

Actualmente la cartilla distribuye a los 11,2 millones de habitantes de la isla otros productos básicos como frí­joles, azúcar, pollo, pescado, huevos, aceite, pan y arroz.