Dice que nadie puede predecir el precio del crudo y descarta que una caí­da afecte proyectos de viviendas

Foto: Carlos Garcí­a Rawlings / Reuters

Las fluctuaciones en el precio del petróleo son tí­picas de un mercado inestable y la reciente caí­da ratifica la posición de Venezuela de mantener las cuotas de producción en la próxima reunión de la OPEP, dijo el ministro de Energí­a del paí­s sudamericano.

Rafael Ramí­rez, que además preside a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) señaló que las fluctuaciones “tienen que ver con la violencia en el norte de Africa, escapa a las posibilidades de la OPEP de regular el mercado”.

Video: cortesí­a VTV 6 de mayo de 2011

“Nuestra posición se refuerza, no podemos tomar decisiones a priori y debemos seguir trabajando para mantener un precio en un nivel adecuado”, añadió.

Venezuela, miembro de OPEP, ha sostenido que es “justo” un precio de 100 dólares por barril.

“Ha subido mucho el precio, baja, sube, baja. Es la caracterí­stica tí­pica de inestabilidad en el mercado y está incidiendo muchí­simo la situación de Libia (…) Nadie puede estimar. Aquí­ no hay ningún experto que estime cómo va seguir seguir este compartimiento”, comentó a reporteros.

El funcionario también aseguró que su paí­s estaba bien protegido contra las variaciones de la cotización del petróleo y que la fuerte caí­da del jueves no afectarí­a sus proyectos de infraestructura.

Venezuela planteará en la Opep su preocupación por la “agresión” a Libia

Venezuela planteará ante la Organización de Paí­ses Exportadores de Petróleo (OPEP) su preocupación por las “agresiones” a paí­ses miembros del organismo, como Libia, y pedirá que el bloque se pronuncie sobre el asunto, aseguró el viernes el ministro de Energí­a y Petróleo.

“La preocupación que nosotros vamos a llevar al seno de la OPEP es cómo la organización se pronuncia y se defiende frente a las agresiones a sus paí­ses miembros”, dijo el ministro Rafael Ramí­rez a periodistas, haciendo referencia al conflicto armado que actualmente se desarrolla en Libia.

Ramí­rez también explicó que, como las fluctuaciones de los precios responden a factores no controlados por los paí­ses miembros del organismo, “escapa a las posibilidades de la OPEP intervenir para regular el mercado”.

Foto: Juan Barreto / AFP Photo

“Las fluctuaciones (en el precio del petróleo) tienen que ver con el tema de la violencia en el norte de ífrica. Si las potencias europeas se reúnen y deciden derrocar a un paí­s, eso tiene que ver, si el pueblo libio está combatiendo, eso influye”, continuó el responsable.

Así­, el ministro sostuvo que Venezuela mantiene su postura de mirar con “prudencia” los cambios de los precios y no ve necesario modificar las cuotas de producción de la OPEP.

El barril de crudo, que se mantení­a al alza en las últimas semanas en los mercados internacionales –entre otras razones por la rebelión en el mundo árabe y la crisis nuclear en Japón–, perdí­a terreno el jueves en Londres y Nueva York socavado por indicadores decepcionantes y el fortalecimiento del dólar. El viernes subí­a levemente en un mercado más calmado.

El crudo venezolano siguió la tendencia del mercado mundial y cayó 2,32 dólares esta semana, para promediar en 108,01 dólares por barril.

En abril, el gobierno del presidente Hugo Chávez, que siempre ha considerado que el precio justo del barril son 100 dólares, habí­a considerado innecesaria una reunión extraordinaria de la OPEP para abordar el alza petrolera por la inestabilidad en Libia.
Venezuela produce 3,012 millones de barriles de crudo al dí­a según cifras oficiales, pero la OPEP le atribuye una producción de unos 2,32 mbd.

Con información de agencias