Fedecámaras calificó como injustas las medidas penales en contra de los directivos de casas de bolsas

Foto: NEWS FLASH JC/Archivo

El presidente de Fedecámaras, Noel ílvarez, calificó como injustas las medidas penales en contra de los directivos de casas de bolsas, toda vez que se pretende aplicar la retroactividad de una ley y la declaración de ilegalidad de los Tí­tulos de Interés y Capital Cubierto (Ticc), instrumentos de uso común por la banca, el comercio y la industria, perfectamente reglamentados por el Banco Central de Venezuela.

Según la nota de prensa, ílvarez expresó: “de acuerdo con el punto de vista del juez de control Robinson Vásquez Martí­nez, afirmó, que todos aquellos que compraron y vendieron Ticc podrí­an ser inculpados, de aceptarse el exuberante criterio de su ilegalidad. Quiere decir que toda la banca, la industria, el comercio, el propio Ministerio de Finanzas (que declaró legales las operaciones a través de su consultorí­a jurí­dica) y el Banco Central de Venezuela, podrí­an ser objeto de sanciones penales”.

Explicó que “el principio de legalidad establece que no puede haber delito donde la ley no lo ha previsto. En este caso, se pretende desconocer este precepto. La Ley Contra los Ilí­citos Cambiarios vigente desde septiembre de 2005 y reformada en febrero de 2008, permití­a expresamente en su artí­culo 9 las operaciones con tí­tulos valores y excluí­a de responsabilidad penal dichas transacciones. Esa ley fue derogada el 17 de mayo de 2010, y ahora se pretende aplicar la nueva versión de manera retroactiva. ¿Cómo juzgar a las personas con una Ley que comenzó a regir con posterioridad al hecho que se le atribuye?”.

ílvarez sostuvo que “el propio BCV observaba las operaciones y las autorizaba y además las registraba en el denominado mercado secundario en el Sistema de Custodia Electrónica de Tí­tulos (Sicet). Así­ mismo, la Comisión Nacional de Valores monitoreaba y regulaba permanentemente tales transacciones”.

“En los últimos años se incorporaron al mercado de tí­tulos miles y miles de pequeños y medianos inversionistas buscando mejores rendimientos para sus ahorros. Las empresas también estuvieron masivamente presentes en dicho mercado. El propio Presidente de la República instó a comprar tí­tulos”, agregó el Presidente de Fedecámaras.

De acuerdo al dirigente gremial, habí­an pasado cinco años de compra y venta de tí­tulos valores en el mercado secundario, por lo cual llama la atención que después de todo ese tiempo los funcionarios del Estado decidan que tales operaciones que permití­a la Ley, sumadas las resoluciones del BCV, los acuerdos cambiarios, la veedurí­a de la Comisión Nacional de Valores ahora resulten ilegales.

ílvarez alertó que “es preocupante que se haga una cacerí­a de brujas y se lleguen a tomar también medidas en contra de pequeños y medianos empresarios quienes participaban en la compra de tí­tulos valores para tener acceso al mercado secundario de divisas”.