Petróleo cerró en alza en NY tras indicadores económicos decepcionantes en EE UU

Foto: AFP Photo / César Manso / Archivo

NUEVA YORK, 20 mayo 2011 (AFP)Los precios del petróleo terminaron este viernes en alza en Nueva York, con el barril subiendo 1,05 dólar, a 99,49 dólares tras una sesión en la que los corredores dudaron en un contexto de indicadores económicos decepcionantes en Estados Unidos y señales de firmeza de la demanda.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EE UU) para entrega en junio terminó en 99,49 dólares, un alza de 1,05 dólares respecto de la ví­spera.

En Londres, en el IntercontinentalExchange, el barril de Brent del mar del Norte, para entrega en julio, subió 97 centavos, a 112,39 dólares.

Los precios evolucionaron de manera errática entre los 95,99 y los 99,90 dólares en el mercado neoyorquino.

“El mercado se debilitó al principio de la mañana en reacción al fortalecimiento del dólar”, que encarece el crudo por los inversores que disponen de otras divisas, explicó Rich Ilczyszyn, de la firma de corretaje Lin-Waldock, pero la moneda estadounidense redujo luego sus ganancias.

Por lo demás, todos los corredores estaban posicionados a la baja. Incapaces de obtener beneficios esta semana, reducen su exposición” antes del fin de semana, agrega el analista.

Al inicio de la jornada, los precios se vieron afectados por el anuncio de Alemania de que “su crecimiento parece enlentecerse un poco”, observó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Indicadores decepcionantes sobre el sector inmobiliario difundidos el jueves en Estados Unidos habí­an enfriado a los inversores.

Aunque las estadí­sticas económicas son pesimistas, “los fundamentos subyacentes del mercado petrolero siguen siendo sólidos”, estimaron los analistas de Barclays Capital.

“Contradiciendo las preocupaciones de una posible ‘destrucción de la demanda’ a causa del alza de los precios, un estudio de la AAA (Asociación de automovilistas norteamericanos) reveló que los turistas seguí­an poco perturbados por los elevados precios de la gasolina”.