Cuba autoriza más capacidad a restaurantes privados y estimula contratación de empleados

Foto: Varias personas son atendidas en la cafeterí­a de un trabajador “cuentapropista” en La Habana (Cuba). EFE/STR

La Habana, 27 may (EFE).- El Gobierno cubano autorizará más capacidad a las famosas paladares (restaurantes privados) dentro de las nuevas medidas anunciadas para flexibilizar el trabajo por cuenta propia en la isla que incluyen estí­mulos fiscales para ampliar la contratación de mano de obra por parte de particulares.

El diario oficial Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), recuerda hoy que el Consejo de Ministros adoptó recientemente una serie de acuerdos que favorecen la contratación de trabajadores, la exoneración de impuestos, la legalización de nuevas actividades privadas y otras facilidades.

En el sector gastronómico, las famosas “paladares” podrán dar servicio a un máximo de 50 clientes en lugar de los 20 autorizados en septiembre pasado, cuando ya se incrementó sobre las doce sillas que se podí­an tener inicialmente.

Según el rotativo, también se ha decidido “identificar” locales estatales con bajo nivel de actividad, fundamentalmente en el área gastronómica, los cuales rendirí­an “mejor” si fueran arrendados a cuentapropistas.

La apertura de nuevos restaurantes privados en Cuba ha sido uno de los efectos más visibles de las reformas económicas emprendidas por el presidente Raúl Castro y ratificadas en el reciente VI Congreso del PCC para aliviar la penuria económica del paí­s.

Sobre la creación de un mercado mayorista para el incipiente sector privado, uno de sus mayores reclamos, el diario señala que este proyecto se tiene en cuenta de cara al futuro “en la mediad en que las posibilidades de la economí­a lo permitan”.

Por otra parte, el Gobierno cubano ha decidido permitir la contratación de mano de obra por parte de particulares en todas las actividades (178) autorizadas para el ejercicio del trabajo privado y quiere estimular esta práctica con exenciones fiscales, detalla hoy Granma.

En concreto, quienes empleen entre una y cinco personas “serán exonerados” durante este año de pagar impuestos por el uso de fuerza de trabajo y se elimina la “cantidad mí­nima” establecida para contratar personas en ocho actividades.

También se aplicarán beneficios y rebajas fiscales en algunas actividades relacionadas con el transporte (arriero, carretonero y cochero) y con el arrendamiento de viviendas y habitaciones.

Granma también refiere una tí­mida ampliación de las actividades donde se puede ejercer el trabajo privado con la incorporación de profesiones como agente de seguros, “granitero” y “organizador de servicios integrales para fiestas de quince, bodas y otras”.

El diario indica que el Gobierno se propone “continuar facilitando” el trabajo por cuenta propia y resalta que “rectificar en el camino” es “la premisa” desde que comenzó el proceso de ampliación y flexibilización del sector privado.

El impulso del trabajo por cuenta propia también es una de las principales medidas del plan de reformas económicas para “actualizar” el modelo socialista y se plantea como alternativa laboral a una drástica reducción de las abultadas plantillas estatales.

Los plazos para el reajuste laboral en los organismos estatales (se esperaban 500.000 despidos solo este año) se han revisado porque el incipiente sector privado aún no es capaz de absorber a esa cantidad de empleados “disponibles”.

Fuentes oficiales indican que la cifra de cubanos que ejercen el trabajo por cuenta propia continúa en ascenso y hasta mediados de mayo se estimaban en 314.538 las personas con esa modalidad de empleo.