Petróleo estadounidense cierra en alza, a pesar de preocupación por economí­a

Foto: Leslie Mazoch / AP Images / Archivo

Los futuros del petróleo en Estados Unidos cerraron el viernes con una leve alza y lejos de sus máximos de la sesión, porque cifras que mostraron una caí­da de las ventas de viviendas alentaron la preocupación por la economí­a y contrarrestaron el impulso de un dólar débil.

El crudo para entrega en julio cerró en la Bolsa Mercantil de Nueva York con un alza de 0,36 centavos, o 0,36%, a 100,59 dólares por barril, tras negociarse entre 100,04 dólares y 101,24 dólares.

En la semana, el crudo para entrega en el mes siguiente acabó con un avance de 1,1 dólares, o 1,12%, desde el cierre de 99,49 dólares de la semana que terminó el 20 de mayo.

El Brent sí­ bajó

El precio del barril de Brent bajó hoy 0,01 por ciento en el mercado de futuros de Londres en una sesión de altibajos condicionada por la incertidumbre económica en EE UU y el incremento de la tensión en Libia.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en julio cerró en el Intercontinental Exchange Futures en 115,03 dólares, 0,02 dólares menos que al cierre de la sesión del jueves, cuando terminó en 115,05 dólares.

El Departamento estadounidense de Comercio informó de que el gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios de la actividad económica, sufrió el menor incremento en tres meses, sólo un 0,4 por ciento.

El dato muestra que el ingreso disponible, el dinero que queda para los consumidores después del pago de impuestos, se mantuvo casi sin cambios por segundo mes consecutivo, y la tasa de ahorro se quedó en el 4,9 %, igual a la de marzo, que ha sido la más baja desde octubre de 2008.

A pesar de esto, la confianza de los consumidores en la evolución de la economí­a de EE UU y de su situación financiera personal subió en mayo más de lo previsto, gracias en gran parte al reciente abaratamiento del crudo y de los combustibles.

El precio del Brent ha ido disminuyendo progresivamente en las últimas semanas, escapando así­ de la tendencia alcista que llevaba desde principios de año, cuando se desataron las protestas en Oriente Medio y el Norte de ífrica.

La intención expresada por los gobiernos occidentales en la cumbre del G-8 en Francia de incrementar la presión contra el régimen libio del coronel Muamar el Gadafi no pareció tener una influencia decisiva en el transcurso de la jornada.

Con información de EFE y Reuters (Por Gene Ramos. Editado en español por Javier López de Lérida)