Alastre responde a Merzerhane: “No hubo capricho en la intervención del Banco Federal”

Video cortesí­a de VTV. 31 de mayo de 2011.

David Alastre, presidente del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (Fogade), desmintió que la decisión de intervenir el Banco Federal fuese polí­tica, asociada a que el banquero Nelson Mezerhane también sea directivo del canal de noticias Globovisión.

Alastre respondió a las acusaciones hechas a su persona a través de una carta por quien fuera dueño del Banco Federal, Nelson Mezerhane, donde se señala que el banco contaba con activos suficientes al momento de su intervención.

Reafirmó que este caso no es polí­tico diciendo que no ha existido “un capricho” en la intervención ya que al momento de tomar las riendas del banco, este tení­a 8 meses con medidas administrativas.

“Invitamos a Merzerhane a que nos recomiende una firma auditora, le presentamos lo balances y que los audite a ver cómo pueden maquillarlos”, expresó.

Enfatizó en que hubo debilidades financieras que fueron comprobadas al momento de la intervención y que han sido ratificadas. “A nadie podemos engañar”.

Por su parte, Edgar Hernández Behrens, presidente de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), aseguró que toda la información procesada sobre el banco estuvo ligada a la parte técnica, financiera y legal.

“El banco Federal es parte de los 22 bancos que se han intervenido(…) y es conocido que cada uno de ellos ha sido tratado con mucha objetividad”, señaló en el programa Toda Venezuela, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

“En el caso del Federal tení­amos presunciones de unas pérdidas estimadas alrededor de Bs.F. 5.000 millones y cuando se tramitó la intervención eran 5.500 millones (…) Cualquier cosa que digan distinta es manipulación”, sostuvo Hernández Behrens.

Recordó que el Ministerio de Finanzas dio instrucciones a la banca pública y privada en agosto de 2008 a que desincorporaran notas estructuradas y el único banco que no cumplió con esa instrucción fue el Federal (…) “Es una actitud comprobada de malas prácticas”.

“El Banco Federal gozó de planes de recuperación: uno de 2 años, otro de 3 años y el último de 5 años, donde se les permitió reponer las pérdidas, el capital adecuado para cumplir con los indicadores y ajustar todas sus operaciones para tener solvencia, todo eso lo tuvo”, precisó.

Enfatizó que gracias a esta medida se pudo proteger a los ahorristas del Federal, quienes poco después de la decisión de intervención, comenzaron a recibir el pago correspondiente a sus garantí­as por ley.

Apuntó que con este tipo de actuaciones se trata de “crear confusión a través de manipulaciones desde el punto de vista polí­tico”.

Con información de AVN.