Asegura que “el crecimiento económico ha sido sinónimo de calidad de vida para la población”

Foto: Alex Guzmán

Caracas, 31 May. AVN .- “Los indicadores tempranos de la economí­a nacional refieren que se ha producido un repunte significativo en las ventas de cabilla y cemento, lo que permite proyectar que el sector construcción exhibirá un comportamiento expansivo durante el segundo, tercero y cuarto trimestre de este año,” ratificó el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes.

Ratificó que “el crecimiento económico venezolano ha sido sinónimo de bienestar y mejoras en la calidad de vida para toda la población”.

Explicó que “el motor de la construcción, que ya ha comenzado a mejorar su desempeño, tiene una incidencia en el PIB de 7,4% lo que aunado al comportamiento de la manufactura, que dio un salto de 7,6% en el primer trimestre y tiene una ponderación en el PIB de 14,8%, potencia las capacidades para crecer este año y también en 2012”.

Destacó que la economí­a nacional retomó su fase de crecimiento, que registró un impulso de 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año, situación que se verá impulsada por los efectos de la Gran Misión Vivienda y la Misión AgroVenezuela.

“Ya salimos de la fase recesiva. Ahora entramos en una fase de crecimiento, eso lo reconocen todos los analistas. Todo confirma que vamos a crecer muy por encima de la meta presupuestaria de 2%. Existen todas las condiciones para que se pueda cerrar este año con resultados muy favorables”, destacó a través de una nota de prensa del BCV.

“Puedes crecer económicamente, pero también puede crecer la pobreza, el desempleo, el hambre y el analfabetismo. En el caso de Venezuela, ha sido precisamente lo contrario, porque hemos podido mejorar sustancialmente todos los indicadores sociales”, agregó.

Igualmente enfatizó que el crecimiento de la economí­a venezolana seguirá acompañada con una fuerte inversión social por parte del Gobierno Nacional, que en los últimos años ha sobrepasado los 330.000 millones de dólares.

“La población puede tener la seguridad de que se mantendrá el compromiso por reflejar la expansión de la actividad económica en niveles de bienestar cada vez mayores”, aseveró.