Candidato Humala pone nervioso al centro financiero en Perú

Foto: AFP PHOTO/Geraldo CASO

LIMA, 31 mayo 2011 (AFP) – Caí­da de la Bolsa de Lima en 5,17% el lunes, inversiones que aguardan para saber quién ganará: una pequeña subida del candidato nacionalista Ollanta Humala en las encuestas pone nerviosos a los mercados, que prefieren la continuidad del modelo económico con la derechista Keiko Fujimori.

Con dos candidatos que generan tantas resistencias, la inestabilidad financiera y la volatilidad bursátil podrí­an persistir hasta que el nuevo presidente que sea elegido el próximo domingo asuma el poder el 28 de julio, advirtieron analistas consultados por la AFP.

Los escenarios y reacciones se presentan menos auspiciosos en el caso de que el ganador sea el nacionalista de izquierda Humala, quien ha propuesto cambios en el modelo de libre mercado vigente desde 1990.

Dos encuestas difundidas el domingo 29 dieron un empate técnico entre Humala y Fujimori, y una tercera otorgó una ventaja de tres puntos a favor de la candidata derechista.

“Si Humala gana el domingo el lunes va a haber serias, pero serias presiones de volatilidad financiera en la bolsa y en el tipo de cambio”, dijo a la AFP Elmer Cuba, de la consultora Macroconsult, una de las más antiguas de Perú.

“Eso obliga a Humala a anunciar su ministro antes de asumir la presidencia” si gana la elección para enviar un mensaje de confianza, acotó el economista.

Los inversores extranjeros han postergado por el momento sus nuevos proyectos de inversión en Perú por un monto de 3.000 millones de dólares (un 10% de la inversión anual) desde que Humala ganó la primera vuelta con 31% el 10 de abril, según la consultora Apoyo.

“Los devaneos de Humala (cambios de posición) han provocado la caí­da en la Bolsa”, enfatizó Cuba, quien recordó que Humala prometió “cambios sustanciales en el modelo económico” durante la primera vuelta pero luego moderó su propuesta al pasar a segunda vuelta.

“El bajón de la Bolsa es producto de una reacción a lo que ha pasado con las encuestas”, expresó el presidente de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), Roberto Hoyle.

“Esperamos que el gobernante que salga elegido nos asegure seguir con el crecimiento económico, la estabilidad polí­tica, económica y también jurí­dica que hasta ahora estamos teniendo”, estimó Hoyle.

Según cifras de la BVL en lo que va del año, coincidiendo con las elecciones, en el mercado bursátil se registraron pérdidas por 6.000 millones de dólares.

“Con Keiko Fujimori no habrí­a volatilidad financiera pero si polí­tica”, matizó Cuba en el supuesto de que gane la hija del expresidente Alberto Fujimori, condenado en 2009 a 25 años de prisión por violaciones a los DDHH en su gobierno (1990-2000).

En caso de vencer Humala “el nerviosismo continuará hasta que no conforme los equipos que dirigirán el Banco Central y el Ministerio de Economí­a y Finanzas”, dijo a la AFP Gianfranco Castagnola, presidente ejecutivo de Apoyo Consultorí­a, una de las más importantes del paí­s.

Según Castagnola Humala deberí­a hacer lo que hizo en su momento el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva “quien se ganó la confianza de los mercados recién cuando nombró a un banquero de inversión en el Banco Central y en el ministerio de Economí­a y Finanzas a una persona conocida por su ortodoxia financiera y austeridad fiscal”.

“Si Humala quiere ganar la confianza del mercado tiene que mostrar con quién va a gobernar” antes de asumir el poder el 28 de julio, dice Castagnolo.

Una elección de Humala podrí­a tener un impacto negativo en el PIB y reducir las expectativas oficiales de crecimiento de 2011 en más de dos puntos, pasando de una tasa de 7% a 5 o 4,5% al cierre del año, dice Cuba.

“Keiko Fujimori no va a hacer grandes cambios con relación a lo que hay ahora”, señaló a la AFP por su lado un representante de una institución financiera europea privada que habló a condición de no ser citado.

En cambio “si gana Humala y no despeja la desconfianza que ha generado podrí­a motivar la salida del mercado de pequeños inversionistas e instituciones, pero las grandes se quedarán”, refirió este alto ejecutivo.

“El pecado de Humala es que su propuesta económica que figura en su primer plan de gobierno, luego moderada, no está en lí­nea con la libertad de mercado y se parece a las recetas aplicadas en Bolivia, Venezuela, Ecuador y Argentina“, agrega de su parte Jacinta Hamann, una consultora independiente.