Fedeagro reporta caí­da del 30,4% en la cosecha de café a nivel nacional

Foto: EFE/ Archivo

Este año la producción de café se ubicará en 800.000 quintales (sacos de 46 kilos cada uno), según proyecciones de Fedeagro, lo que representa una caí­da de 30,4% con respecto a la cosecha de 2010-2011 que cerró en 1,15 millones de sacos.

El director de Fedeagro por el sector café, Vicente Pérez, indicó que factores climáticos inciden este año en el cultivo, al punto de que la cosecha se adelantará hacia finales de agosto cuando normalmente se inicia a mediados de octubre.

“Ha bajado mucho el rendimiento del cultivo. Los caficultores no tienen suficientes recursos para hacerle mantenimiento a las plantaciones que están descuidadas y aunado con esto el efecto climático ha influido mucho. Este año el verano fue corto y las plantas no florearon lo suficiente, hay productores que no tienen casi nada de cosecha”, dijo.

Agregó que el Gobierno ha comenzado a dar algunos recursos pero no llegan a todos los caficultores.

“Esperamos que la cosecha comience a finales de agosto, este año se adelantó 45 dí­as, pero la gran preocupación es que no hemos sido convocados para analizar y discutir los costos de producción, estamos dispuestos a dialogar con el Gobierno”, expresó.

Los caficultores esperan que en los próximos 20 dí­as puedan reunirse con el Gobierno para analizar medidas económicas que compensen el rezago que tienen en el precio del grano.”El café tiene un rezago de varios años, los últimos aumentos están por debajo de la inflación y del precio internacional”, agregó.

En este mercado el precio promedio del café verde era de 286 dólares al cierre de julio, según la Organización Internacional del Café, mientras que en Venezuela está regulado desde el año pasado en 173,7 dólares (747 bolí­vares al cambio oficial).

“Hemos propuesto que se fije el café lavado tipo A en 2.000 bolí­vares, el tipo B en 1.600 y el tipo C en 1.200 bolí­vares el quintal. Las otras categorí­as como el natural puede estar en una banda de precios entre 800 y 900 bolí­vares y el corriente en 750 bolí­vares”, indicó Vicente Pérez, y reiteró que quieren analizar la estructura de producción de acuerdo con la nueva Ley de Costos y Precios.

Señaló que ahora que el Gobierno maneja 72% de la torrefacción del café, se puede crear un programa para evitar que el alza del grano al productor, afecte al consumidor. Planteó que 70% del consumo se atienda con café popular que puede ser elaborado con el grano natural y corriente, y que se permita la venta a un precio superior del café molido elaborado con el grano de mayor calidad.

Con información de El Nacional