Canciller argentino: Mercosur requiere energí­a venezolana para potenciar industrias

Foto: AFP PHOTO/Juan Mabromata, archivo

Buenos Aires, 4 ago (EFE).- El canciller de Argentina, Héctor Timerman, aseguró hoy que el Mercosur, bloque que también integran Brasil, Uruguay y Paraguay, requiere de la energí­a que produce Venezuela para potenciar las industrias de la región.

“Argentina considera que para los alimentos argentinos, brasileños, el potencial industrial del Mercosur, necesitamos una matriz energética. Necesitamos que la energí­a que produce Venezuela sea volcada hacia América Latina, América del Sur. Y Venezuela considera lo mismo”, afirmó Timerman, según un comunicado del Gobierno.

Venezuela se encuentra en proceso de incorporación al Mercosur, al cual no se ha integrado a falta únicamente del visto bueno del Parlamento de Paraguay.

El canciller opinó que hay que “defender el mercado” y “consumir productos brasileños”, al igual que ellos “tienen que consumir los productos argentinos, los uruguayos, hay que distribuir el ingreso, que es lo contrario que está haciendo los Estados Unidos y Europa”, sostuvo.

Timerman calificó de prioritaria la relación con Brasil y de “excelente” el lazo con Venezuela, aunque este último paí­s mantiene “una visión distinta” sobre Irán a la de Argentina, admitió.

El Gobierno argentino reclama desde hace años a Irán la colaboración para la captura de antiguos y actuales funcionarios de ese paí­s, acusados de estar involucrados en el atentado contra la mutualista judí­a AMIA de Buenos Aires, ocurrido en 1994 y que causó la muerte de 85 personas.

Si Venezuela tiene buen ví­nculo con Irán, a pesar de la causa por el atentado a la AMIA que se lleva adelante en nuestro paí­s, eso no es un problema en el diálogo. Argentina no le elige los amigos a otros paí­ses”, indicó Timerman.

Afirmó además que Argentina logró el “respeto y diálogo” que siempre se buscó con Estados Unidos, con el que se “concuerda” en algunas situaciones y otras en las que se “disiente”.

“Por ejemplo, EE.UU. en la región le da más importancia a la seguridad que al desarrollo económico. Nosotros le damos más importancia al desarrollo económico, la justicia social, que a la seguridad en términos militares”, explicó el canciller.