El Sucre promueve el ahorro de divisas y la integración monetaria según el BCV

Foto: Noticias24 / archivo

Caracas, 05 Ago. AVN .- El Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (Sucre) promueve el ahorro de divisas, y fortalece el proceso de integración monetaria, comercial y financiera de Venezuela, Cuba, Bolivia y Ecuador, lo que les permitirá ser más fuertes ante los efectos generados por el debilitamiento del dólar.

Así­ lo indicó, el primer vicepresidente del Banco Central de Venezuela (BCV) y presidente del Consejo Monetario Regional del Sucre (CMR), Eudomar Tovar.

Explicó que la crisis hipotecaria generada en los Estados Unidos (EE UU), ha ocasionado que el dólar se debilite por un exceso de déficit fiscal, y que incluso algunas naciones tengan desconfianza en realizar sus operaciones comerciales bajo esta moneda.

“El incremento del endeudamiento de los Estados Unidos puede tener como consecuencia una descalificación crediticia, por lo que tendrá que pagar tasas de interés más altas por las operaciones de crédito que realice y eso tendrá connotaciones en América Latina”, dijo.

Destacó que aunque la economí­a de esta región tiene perspectivas de crecer un 4,7%, de acuerdo a los estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los embates económicos de EEUU pueden afectar de forma negativa dicho escenario.

“Aquí­ el Sucre juega un papel importante, porque este mecanismo de pago va más allá de los procesos de integración tradicionales, que lo que buscan es promover ventajas competitivas”, agregó Tovar.

Resaltó que sus principios de cooperación, respeto a la soberaní­a, complementariedad productiva y solidaridad, permiten que paí­ses con una escasa oferta productiva y exportable, puedan unir esfuerzos para promover las actividades de los sectores primario y secundario, e incrementar así­ sus ingresos.

“Este sistema plantea qué podemos aportar juntos, para llegar a producir lo que necesitamos y satisfacer las necesidades de los habitantes de nuestros paí­ses”, subrayó,

El vicepresidente del BCV, explicó que el Sucre es un mecanismo que se ha posicionado paulatinamente y que reduce los costos transaccionales, acorta los tiempos de pago, estimula una mayor oferta exportable y permite el ahorro de divisas.

Las transacciones a través de este sistema permiten al paí­s importador enviar al exportador la cantidad de Sucres que equivalgan al valor del producto adquirido, lo que le permite a este último cobrar el monto en la moneda local, por lo que no es necesario hacer uso de las reservas internacionales.

“Lo importante es que el Sucre está abierto a las naciones que forman parte del Alba -Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América-, y a todas aquellas que se quieran sumar a este proceso de integración”, subrayó.