Bonos venezolanos se desplomaron por caí­da de las bolsas mundiales

AP foto/Richard Drew

Los bonos venezolanos cayeron en promedio cuatro puntos, cuando los inversionistas decidieran deshacerse de todo tí­tulo que tuviera vinculación con materias primas y petróleo, y refugiarse en Letras del Tesoro de Estados Unidos.

La situación fue contraria al panorama adelantado por algunos analistas internacionales que habí­an pronosticado que los papeles de mercados emergentes se revalorizarí­an, y de voceros del oficialismo venezolano, como el diputado Jesús Farias, que aseguraron que el impacto en Venezuela serí­a “leve debido a la polí­tica económica alternativa adoptada“.

La realidad mostró que la deuda venezolana se desvalorizó más de un punto, lí­mite para considerar que la pérdida o ganancia es relevante.

El Bono Soberano 2031, emitido hace poco, cayó 5,25 puntos básicos para cerrar en 78,25%.

El Global 2022 fue de los que menos bajó y aún así­ perdió 1,81 puntos para finalizar a un valor de 88,50%. El Global 2027 descendió 4,56 puntos y terminó en 70,75%. Los papeles de Pdvsa también tuvieron fuertes caí­das: el 2017 se cotizó en 70,75%, 4 puntos menos que el viernes pasado; y el Pdvsa 2022 llegó a 80,50%: restó 4,30 puntos.

Las Letras del Tesoro de Estados Unidos aumentaron su precio entre 70 y 80 puntos básicos, lo que según el analista financiero Ramiro Molina demuestra que los mercados están preocupados porque hay una desaceleración en la economí­a de ese paí­s y mundial, de allí­ que el consumo de las materias primas ­entre ellas el petróleo- seguirá cayendo. “Por esta razón es que terminan refugiándose en Letras del Tesoro estadounidense, pues no hay posibilidad de que entren en cesación de pago. Decir que en Venezuela somos inmunes es un poco exagerado”, expresó.

El analista financiero Alfredo Puerta señaló que se esperaba que los mercados emergentes pudieran continuar siendo una especie de salvavidas para algunos inversionistas como en la crisis de 2008, “pero ante una potencial caí­da de la producción de la demanda de materias primas los tí­tulos de Venezuela y de otros de la región se ven negativos“.

Añade que es un error creer que Venezuela está blindada ante un escenario de desaceleración de la economí­a mundial. “Los inversionistas van a buscar reducir su exposición a tí­tulos de riesgo y no van a salir a invertir en Venezuela o cualquier otro paí­s de América Latina porque Estados Unidos tenga problemas. De hecho, muchos están viendo los bonos corporativos como una alternativa”.

Por Blanca Vera Azaf
Con información de El Nacional