Empreven emite comunicado sobre propuesta de acuerdo contra la especulación

Foto: ABN / Henry Tesara / Archivo

En la República Bolivariana de Venezuela, la existencia de empresarios justos, honestos y trabajadores ha sido mayoritaria en la historia, en especial cuando hablamos de pequeños y medianos empresarios, hablamos del sector productivo por excelencia de nuestro paí­s, que con su trabajo y con el trabajo de su familia y sus equipos y junto a las comunidades se han empeñado en hacer a nuestro paí­s una potencia económica.

Sin embargo, también por durante años, un pequeño sector empresarial, que se ha enriquecido a costillas de negocios mal habidos con la IV República, especulando, que no han aportado al sector productivo y que más bien han alimentado parasitariamente al rentismo petrolero, han desprestigiado a un gremio extraordinariamente comprometido con el bienestar de nuestro nación y con los ideales del Libertador en cuanto a la integración latinoamericana.

La pequeña y mediana empresa venezolana en la contemporaneidad

Como consecuencia del inicio del proceso bolivariano que nace bajo la conducción del Presidente Hugo Chávez Frí­as a partir de 1999, y aún más después del golpe de Estado propinado entre otros por sectores empresariales minoritarios apátridas, los pequeños y medianos empresarios venezolanos y algunos grandes empresarios progresistas han asumido la defensa constitucional de nuestro paí­s y bajo una misma bandera hemos organizado, a través de Empresarios por Venezuela (Empreven) una serie de acciones atinentes a impulsar el desarrollo económico a través del apoyo a nuevos emprendedores y la facilitación de procesos a polí­ticas gubernamentales y profundización de las relaciones entre estos dos sectores.

Es así­ como podemos hablar hoy en dí­a de un sector de Pymes, alineado con el Plan Nacional de Desarrollo y, sin distingo partidista, aportando para el desarrollo de un mejor paí­s, de los venezolanos y para los venezolanos, articulando permanente con los entes financieros del Estado de manera transparente para el fortalecimiento de nuestro aparato industrial y empresarial.

Una justa Ley de precios justos

Es por ello que, sin que nos tiemble el pulso ni se nos quiebre la voz, afirmamos con contundencia que los pequeños y medianos empresarios de nuestro paí­s estamos de acuerdo con la Ley de Costos y Precios Justos, ya que el que no la debe no la teme. La lucha contra la especulación y el acaparamiento es de todos, y aún más de este sector empresarial que ha dado la vida por el desarrollo de nuestro paí­s y de un sistema económico más equitativo, que garantice calidad, variedad y accesibilidad a la satisfacción de las necesidades básicas.

Además, estamos seguros que, como nosotros, ningún empresario justo, a pesar que no apoye al Presidente Chávez, podrá estar en contra de la posibilidad de hacer pública las estructura de costos y márgenes de ganancias para que así­ el pueblo sepa con que tipo de empresario cuenta en su paí­s.

Deberán temer, aquellos muy pocos empresarios que hacen de su actividad económica una actividad perversa y dañina para el pueblo que los enriquece, no comprendiendo el rol social que todo empresario conlleva.

Propuesta de Acuerdo

Es por todo lo anteriormente expuesto que, Empreven convoca a todos los sectores empresariales del paí­s, y en especial a las grandes empresas a asumir el compromiso patrio de un Acuerdo de Empresarios en Contra de la Especulación y el Acaparamiento, como paso definitivo para unir a todo el sector económico privado comprometido con el bienestar de nuestra nación.

Este acuerdo tendrá como objetivo central sentar las bases para el diálogo intersectorial de nuestra economí­a privada, para formular mesas de trabajo que adelanten y faciliten una posición conjunta entre los pequeños, medianos y grandes empresarios vinculada a las medidas que desde el seno empresarial se tomarán para luchar contra la especulación y el acaparamiento, además de acordar métodos y formulas para la presentación adecuada de estructuras de costos que permitan, en conjunto con la futura Superintendencia del área, definir los precios más justos en cada rubro sometido o no la fijación de precios.

Nuestra convocatoria es concreta, los sectores económicos privados de nuestro paí­s deben aportar al desarrollo de nuestras leyes y de la Constitución, eso es un mandato constitucional, y eso lo hemos asumido como una norma desde Empreven, por lo que toda su Junta Directiva y los voceros por Capí­tulos extienden el llamado a los grandes empresarios para que en suma podamos dar el ejemplo que el paí­s necesita en apoyo a nuestra patria bolivariana.