Análisis: Baja de precios del petróleo encarecerá financiación para Venezuela

CARACAS, 12 agosto 2011 (AFP) – Venezuela observa que la caí­da sostenida de los precios del crudo ante temores de una recesión mundial, puede disminuir sus ingresos, elevar las tasas de endeudamiento y aumentar el riesgo, en este paí­s altamente dependiente de las exportaciones petroleras, según analistas.

“Una sustantiva disminución del precio petrolero va a encarecer la deuda y trae problemas de financiamiento, eso hace que las emisiones venezolanas, si se hacen, sean más costosas“, sostuvo el economista José Guerra.

El precio del barril de crudo venezolano, que subió en los primeros meses del año por la inestabilidad polí­tica en Medio Oriente y el Norte de ífrica, cayó 12 dólares en los últimos 15 dí­as y promedia esta semana 95,15 dólares, debido a los temores a una posible recesión mundial. Pero aun supera con creces los 40 dólares presupuestados para 2011.

A pesar de los ingresos excepcionales, el gobierno del presidente Hugo Chávez ha acelerado el ritmo de financiamiento. En los últimos 16 meses emitió más de 13.000 millones de dólares en deuda, incluyendo bonos soberanos y de la estatal Petróleos de Venezuela, y acumula 34.000 millones en préstamos con China y Rusia.

Además, la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), dominada por el oficialismo, duplicó la capacidad de endeudamiento a 22.000 millones de dólares para 2011.

“Si ese precio baja y se ubica en alrededor de 80 o 75 dólares, no me quiero imaginar cuánto pagará de interés para su endeudamiento, pudiera ser 15% o 16%”, advirtió Guerra, ex director del Banco Central (BCV).

Una emisión de bonos venezolanos a finales de julio por 4.200 millones de dólares ofreció intereses semestrales del 11,95%, una tasa elevadí­sima según los economistas, que refleja el alto riesgo de esos papeles en el mercado, aun cuando el crudo venezolano superaba los 107 dólares.

Más cauteloso, el economista Leonardo Vera dijo a la AFP que “es exagerado adelantarse a que la deuda venezolana se va a encarecer. Eso solo pasarí­a si los precios caen bruscamente y se mantienen ahí­ mucho tiempo”, un escenario que descarta para este año.

Aún con 90 dólares en promedio, tendrí­amos el mejor precio“, afirmó Vera, académico de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Según economistas, una caí­da sostenida de los precios del crudo pondrí­a a Venezuela en un cí­rculo vicioso: continuará buscando financiamiento externo con un riesgo mayor al no contar con la garantí­a de ingresos petroleros elevados.

“El hecho que el precio del petróleo caiga crea expectativas de devaluación (…) y en cuanto a ingresos fiscales y crecimiento, es claro que tiene efectos recesivos en la economí­a”, afirmó Guerra.

“¿Por qué se endeuda tanto el gobierno en divisas? Para comprar tiempo y postergar, mas no evitar, la devaluación”, aseguró en estos dí­as el economista Angel Garcí­a, del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV.

La economí­a venezolana, que obtiene 90% de sus ingresos de divisas de las exportaciones de petróleo, creció en el último trimestre de 2010 y en el primero de 2011 tras seis trimestres consecutivos de caí­da. Venezuela fue el último paí­s de la región en salir de la recesión tras la crisis de 2008.

Los temores a una nueva desaceleración económica en los paí­ses desarrollados agitaron también el mercado de deuda de los paí­ses emergentes, incluyendo a Venezuela.

Esta semana, los bonos venezolanos sufrieron caí­das de hasta 5,7 puntos porcentuales y el í­ndice de riesgo paí­s aumentó 89 puntos, al cerrar en 1.213 puntos.

Pero el Gobierno confí­a en que la crisis no afectará la economí­a del paí­s.

Nosotros seguiremos fortaleciéndonos desde el punto de vista económico y Venezuela tiene una estabilidad“, dijo Chávez esta semana.

Para el diputado oficialista Jesús Farí­as, Venezuela está “mucho mejor preparado que en los años 90 y mucho mejor preparado que la inmensa mayorí­a de los paí­ses de la región y del mundo“.

“Tenemos elevadí­simas reservas internacionales, lo cual nos permite un margen de maniobra muy significativa en caso de que caigan los precios del petróleo”, aseguró.

Analistas consideran sin embargo que las reservas, de 28.768 millones de dólares, sólo cubrirí­an hasta cinco meses de importaciones.