Brent cierra casi estable, anota tercer pérdida semanal

Foto: AFP / Archivo

NUEVA YORK, ago 12 (Reuters) – El Brent cerró prácticamente estable el viernes, al recortar alzas iniciales luego de que la caí­da en la confianza del consumidor en Estados Unidos pesó más que el avance de las acciones y los datos que mostraron un alza en las ventas minoristas de ese paí­s.

El crudo estadounidense cayó de nuevo y terminó la jornada a la baja, con lo que tanto en Londres como en Nueva York los contratos anotaron su tercera pérdida semanal consecutiva.

La confianza del consumidor estadounidense se derrumbó en los primeros dí­as de este mes a su peor nivel desde 1980, pese a que las ventas minoristas registraron su mayor alza en tres meses en julio, mostraron el viernes dos dispares datos económicos.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para septiembre cerró a 85,38 dólares por barril, una baja de 34 centavos, o del 0,4 por ciento, en operaciones desde 84,02 a 87,37 dólares. Para la semana, el contrato perdió 1,50 dólares, o un 1,73 por ciento.

El crudo Brent para septiembre cerró con alza de 1 centavo, a 108,03 dólares por barril, tras operar entre un mí­nimo de 106,86 dólares y un máximo de 109,16 dólares.

Para la semana el crudo Brent perdió un 1,23 por ciento.

El débil dato de confianza del consumidor hizo que las acciones en Estados Unidos y Europa recortaran ganancias brevemente tras ser impulsadas por el alza de las ventas minoristas.

Las acciones fueron impulsadas más temprano cuando una prohibición de ventas cortas de acciones financieras en cuatro naciones europeas, incluida Francia, entró en vigor el viernes, un intento coordinado para restaurar la confianza en un mercado golpeado por rumores y mayores costos de endeudamiento.

La prima del crudo Brent frente al estadounidense se ubicó en 22,49 dólares por barril, por debajo de un récord de 26,08 dólares visto el jueves.

El mercado petrolero fue impulsado además por la posibilidad de que se formen tormentas en el Atlántico, un evento que siguen de cerca los pronosticadores climáticos y los inversores de energí­a.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos rastreaba sistemas de baja presión en el Atlántico y dijo que uno de ellos tiene un 60 por ciento de probabilidades de convertirse en un ciclón tropical en las próximas 48 horas.