Déficit de cemento y acero pospuso barcazas en Tacoa

Foto: REUTERS/Mick Tsikas / Archivo

La demora fue uno de los asuntos discutidos en la primera jornada sobre el análisis y correcciones de fallas del sistema eléctrico nacional, en la cual se instruyó al Centro de Generación de la Región Capital.

Una de las razones que ha ocasionado problemas en el suministro de acero y cemento se debe al hecho de que el Ejecutivo le ha dado prioridad a despachar estos materiales de la construcción a los proyectos inmobiliarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

El reporte también advierte sobre atrasos en el pago a proveedores e inconvenientes en el montaje de la infraestructura que se requiere para la instalación de los sistemas de gas, debido a los problemas que existen con los materiales a la construcción.

El costo de las dos barcazas es de 340 millones de dólares, de los cuales Corpoelec habí­a pagado 229,98 millones de dólares, lo que representa 67% de lo previsto al cierre del primer semestre, queda por cancelar 110,98 millones de dólares una vez que la obra entre en funcionamiento.

El informe de Corpoelec también señala que la barcaza San Lorenzo, emplazada en el lago de Maracaibo, tuvo que pararse por fallas en su operación. Este equipo está bajo la responsabilidad de Petróleos de Venezuela. Se prometió que entrarí­a en funcionamiento en mayo y ahora anuncian que será en septiembre.

Historia patria. Los técnicos de Corpoelec, no obstante, le informaron al ministro de Energí­a Eléctrica, Alí­ Rodrí­guez Araque, que “el programa de pruebas avanza de acuerdo con lo planificado” y que las tuberí­as fueron colocadas en su totalidad.

En el cronograma de obras que exhibe el ministerio se indica que estas instalaciones se han tenido que posponer en tres oportunidades.

En un principio dijeron que entrarí­an en funcionamiento a finales de 2010, pero estos tanqueros llegaron al paí­s en el último trimestre del año pasado debido a que la contratación con la empresa General Electric se tuvo que aplazar varias veces. En diciembre, se anunció que entrarí­a en funcionamiento en junio, luego se difirió para julio y ahora la fecha está fijada para septiembre.

En el reporte se refiere que las barcazas, con una capacidad de generación de 342 megavatios, intentan cubrir parcialmente el déficit de Tacoa. Estas embarcaciones fueron bautizadas con los nombres de Rufina y Margarita, en homenaje a dos esclavas que estuvieron al servicio de la heroí­na de la Independencia Josefa Joaquina Sánchez.

El ministro Rodrí­guez ha declarado que así­ como estas mujeres ayudaron en la gesta preindependentista, ahora estas gabarras soportarán el sistema eléctrico que necesita la región capital.

Estas embarcaciones eléctricas, construidas en Estados Unidos, incorporarán 342 megavatios, lo que representa 45% de lo que en este momento no puede producir el complejo de Tacoa, que suma un total de 760 megavatios.

Por Andrés Rojas Jiménez
Con información de El Nacional