Italia pide bono a la zona euro, Alemania lo descarta

Foto: Ministro de Economí­a de Italia Giulio Tremonti durante una conferencia de prensa en Roma el 12 de agosto de 2011 tras una reunión para adoptar un nuevo programa de austeridad /VINCENZO PINTO / AFP


ROMA, ago 13 (Reuters) –
El ministro de Economí­a de Italia, Giulio Tremonti, intensificó el sábado sus llamados para una respuesta más coordinada a la crisis de deuda de la zona euro, en ví­speras de una cumbre franco-alemana potencialmente clave la semana próxima.

Tremonti reiteró sus propuestas de bonos emitidos conjuntamente que de hecho harí­an de la deuda soberana de cada gobierno una carga común, diciendo que eran la “solución maestra” para la crisis de deuda de la zona euro.

“No habrí­amos llegado hasta donde estamos ahora si hubieramos tenido el bono euro”, dijo el ministro italiano el sábado.

Sin embargo la idea fue rechazada inmediatamente por el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, quien declaró que esa clase de bonos socavarí­a la base de la moneda común al debilitar la disciplina fiscal entre los estados que componen el bloque.

“Descarto lo de los bonos europeos ya que cada Estado miembro lleva adelante sus propias polí­ticas financieras, y nosotros necesitamos tasas de interés diferentes para que haya posibilidades de incentivos y sanciones para forzar una solidez fiscal”, declaró el ministro al semanario Der Spiegel.

Esa clase de bonos socavarí­a la base de la moneda común al debilitar la disciplina fiscal.

“Sin esa clase de solidez, no hay cimientos para una moneda común”, agregó Schaeuble, de acuerdo a extractos de una entrevista que será públicada proximamente.

Los comentarios resaltan las profundas divisiones que obstaculizan los esfuerzos para coordinar una respuesta a la crisis de deuda de la zona euro, que creció dramáticamente el mes pasado cuando los mercados miraron a Italia, uno de los paí­ses más endeudados del bloque.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se reunirán en Parí­s el próximo martes para hablar sobre la crisis, con lo que Tremonti llamó “fuertes expectativas” puestas en ese encuentro.

Subrayando las preocupaciones sobre el contagio de la crisis de deuda en la zona euro, el ministro de Finanzas de Gran Bretaña, George Osborne, dijo que ahora se necesitarí­a alguna forma de unión fiscal para los 17 miembros del bloque.

Preguntado si la única respuesta para la zona euro era alguna forma de unión fiscal, el funcionario respondió a la radio BBC que “la respuesta corta es si”.

El paquete, una dolorosa mezcla de recortes de gasto e incrementos de impuestos, fue aprobado mayormente por la insistencia del Banco Central Europeo.

Lo que está en juego fue resaltado por una nueva encuesta del diario alemán Bild am Sonntag, que mostró que un 31 por ciento de los alemanes cree que el euro ya no existirá para el 2021.

“Mucho depende de las decisiones que podrí­an ser tomadas acerca de Europa y para Europa en los próximos dí­as”, dijo Tremonti, durante una rueda de prensa en la que detalló algunas de las medidas contenidas en un paquete de austeridad por 45.500 millones de euros presentado el viernes por Italia.

El paquete, una dolorosa mezcla de recortes de gasto e incrementos de impuestos, fue aprobado mayormente por la insistencia del Banco Central Europeo, que exigió algo de acción a cambio de aceptar proteger los bonos italianos comprándolos en el mercado.

Aunque los mercados no tuvieron tiempo para reaccionar al paquete de austeridad, el alza de los rendimientos de los bonos que llevaron los costos de financiamiento de Italia a niveles insostenibles cedió desde que el BCE comenzó a comprar bonos italianos el lunes.

A medida que la crisis se propagó desde paí­ses más pequeños como Grecia e Irlanda a grandes economí­as como Italia, la perspectiva de una emergencia que podrí­a superar todas las herramientas de rescate existentes ha puesto en el centro de la escena soluciones más radicales, entre ellas los bonos europeos.

Grecia, que el año pasado se convirtió en el primer paí­s de la zona euro en buscar un rescate y que ha sido un firme impulsor de la idea de un bono europeo, reiteró su postura el sábado.

Podrí­an evitarse los riesgos si hubiera decisiones polí­ticas para fortalecer el mecanismo de rescate temporal, e incluso más si hubiéramos avanzado hacia un bono europeo”, dijo el portavoz del Gobierno griego, Ilias Mosialos, al diario To Proto Thema.


Por James Mackenzie
(Reporte adicional de Avril Ormsby en Londres y Harry Papachristou en Atenas; editado en español por Hernán Garcí­a)