Obama advierte al Tea Party contra entorpecer recuperación económica

Foto: JOE RAEDLE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

PEOSTA, 16 agosto 2011 (AFP) – El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó este martes al movimiento republicano Tea Party de entorpecer la recuperación económica al ejercer presión sobre el Congreso para que no vote su proyecto, aún no presentado, para estimular la creación de empleos.

En la segunda jornada de una gira de tres dí­as por tres estados del Medio Oeste (Minnesota, Iowa e Illinois), Obama estimó que la arriesgada polí­tica ejercida en Washington estaba dañando la capacidad de acelerar la lenta recuperación.

“La única interrogante es si, como nación, vamos a hacer lo que se necesita para que esta economí­a crezca y para que la gente vuelva a trabajar de inmediato”, dijo el presidente en un Foro Económico Rural abierto en un pequeño pueblo del noreste de Iowa.

“¿Podemos lograr que nuestra polí­tica se acompase con la decencia de nuestro pueblo?”, inquirió Obama, renovando su arremetida para recortar los gravámenes a los sueldos, asegurar ayuda para que los veteranos de guerra regresen al mercado de trabajo y desarrollar combustibles de nueva generación.

“Lo único que nos impide aprobar estas leyes que acabo de mencionar es la negativa de una facción del Congreso de anteponer al paí­s por sobre el partido”, sostuvo.

“Y eso tiene que parar. Nuestra economí­a no puede permití­rselo. Nuestra economí­a no puede permití­rselo”, aseveró Obama, al aludir a un grupo de republicanos conservadores de la Cámara de Representantes que llevaron al paí­s al borde de la moratoria en la disputa sobre la elevación del techo de la deuda federal.

Obama ha prometido poner en marcha un nuevo plan de creación de empleos en septiembre, pero las perspectivas de que propsere son inciertas en la Cámara Baja, donde los republicanos argumentan que el presidente asfixió al sector privado con excesivas regulaciones y quiere aumentar los impuestos a las pequeñas empresas.

El mandatario advirtió el lunes que pedirí­a a los votantes que castigaran a los legisladores en las urnas si ellos, como afirma, poní­an la polí­tica por delante de los intereses del paí­s y no aprobaban medidas para estimular la creación de puestos de trabajo.

Uno de los apspirantes republicanos a reemplazar a Obama, el gobernador de Texas Rick Perry, hací­a campaña en Iowa este martes, a escasos kilómetros de Obama.

Basado en un trascendido acerca de que la Casa Blanca consideraba crear una nueva agencia de empelo para estimular el mercado de trabajo, Perry dijo: “¿Cuál es este plan del presidente para arreglar la economí­a? Aparentemente crear una nueva agencia de empleo”.

“Señor presidente, hemos intentado dos años y medio crear puestos de trabajo en el gobierno, es hora que deje que el sector privado se encargue de la tarea. Los estadounidenses necesitan trabajo, no simbolismos”, agregó.