HERRAMIENTAS
Video: cortesí­a VTV 17 de agosto de 2011

Venezuela planea transferir sus reservas internacionales desde Estado Unidos y Europa hacia naciones aliadas para proteger sus activos ante los vaivenes de la economí­a global y “diversificar su cartera” y además moverá su oro monetario a las arcas nacionales.

“Queremos reafirmar que esos recursos que son de la nación y el pueblo venezolano (tuvimos que) movilizar los recursos en el exterior para diversificar la cartera. ‪El pueblo venezolano debe estar tranquilo porque las acciones elaboradas por el presidente Chávez son medidas para salvaguardar los intereses nacionales”‬, dijo en una rueda de prensa televisada.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, acompañado por su ministro de Finanzas y por el presidente del Banco Central, informó el miércoles que trasladará progresivamente a las bóvedas del BCV el equivalente en oro de 11.058 millones de dólares.

Las reservas internacionales de Venezuela sumaron 28.598 millones de dólares al 16 de agosto, el 63 por ciento de ellas en oro, es decir, unas 365 toneladas.

“La prudencia dice que a la hora de estas perturbaciones es preferible tener el oro en las bóvedas del Banco Central, como era antes”, dijo el presidente del Banco Central, Nelson Merentes.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, dijo que los activos se planean diversificar hacia instituciones dentro del grupo de paí­ses denominados BRIC, sin ofrecer mayores detalles, aunque mencionó a China, Brasil, Rusia y Sudáfrica.

El grupo, de naciones en proceso de desarrollo acelerado, está integrado además por India.

Hace menos de dos semanas la calificadora de riesgo Standard & Poor’s rebajó la calificación de la deuda estadounidense a AA+, con panorama negativo, lo que sacudió a los mercados internacionales en medio de temores sobre la fortaleza de la mayor economí­a del mundo.

“Vamos a empezar a traer nuestro oro al Banco Central”, dijo Chávez en una intervención telefónica, ordenando que se movilicen a Venezuela unos 4.595 millones de dólares en oro monetario desde el Banco de Inglaterra, así­ como otros 807 millones de dólares desde el estadounidense JP Morgan .

Venezuela es uno de los paí­ses con mayores yacimientos de oro del mundo, pero su producción ha ido en disminución en los últimos años por lo que Chávez anunció que nacionalizará al sector.

La medida, que fue adelantada en la ví­spera por un diputado de oposición, causó revuelo entre los crí­ticos del mandatario que consideran que en la decisión pesó más la geopolí­tica de los aliados que los criterios financieros.

Venezuela mantiene unos 32.000 millones de dólares con China en varios instrumentos de crédito pagaderos con crudo y Chávez dijo el miércoles que alistan un nuevo instrumento por 4.000 millones de dólares con Rusia.

“(La transferencia) pareciera una manera de asegurar ese dinero junto con sus aliados polí­ticos, o de asegurarles a estos que los compromisos que asuman con ellos van a ser satisfechos”, dijo la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en un comunicado.

Polí­tica de aliados

El mandatario, que está siendo sometido a quimioterapia para combatir un cáncer, ha dicho que dirige a Venezuela hacia el socialismo y que intenta desligarse de potencias industrializadas como Estados Unidos, a quienes considera enemigos de su autoproclamada revolución.

Un documento mostrado por la oposición, y que habrí­a sido preparado por el Banco Central y por el ministerio de Finanzas, asegura que Rusia, Brasil, ni cualquier nación de Latinoamérica o en desarrollo, cuenta con los avales técnicos para ser depositario de reservas internacionales.

“Basta ver lo que pasa en paí­ses del mundo árabe con el uso de las reservas, prácticamente una confiscación de esos recursos, cosa que tenemos que impedir a toda costa, relacionando nuestras economí­as con paí­ses del BRIC y Sudáfrica”, dijo el ministro Giordani.

Venezuela usa sus reservas primordialmente para sostener un férreo control de cambio vigente en el paí­s desde el 2003.

“Mover activos lí­quidos a jurisdicciones menos severas es como disminuir la transparencia de las posiciones de reservas venezolanas en un futuro. Por ende, la propuesta de cambiar las reservas internacionales tiene poco sentido económico y financiero”, dijo la firma Nomura en una nota a clientes.

Analistas dijeron que la medida serí­a una forma de proteger al paí­s petrolero del inminente fallo de algunos de la docena de arbitrajes internacionales que pesan sobre Venezuela por nacionalizaciones del Gobierno de Chávez.

“El momento de aplicación de esta polí­tica es desfavorable. La percepción podrí­a ser que la República está tratando de minimizar el posible riesgo, en caso de que las decisiones de arbitraje vayan en su contra”, agregó Nomura.

Casi el 60 por ciento de las reservas lí­quidas del paí­s, o 3.718 millones de dólares, están ubicadas en Suiza en el Banco de Pagos Internacionales, mientras que en Estados Unidos se resguarda un 11,31 por ciento del total o 711 millones de dólares, incluyendo los depósitos en la Reserva Federal de Estados Unidos.

El resto de los depósitos se encuentran en el Reino Unido, Francia, Panamá y Alemania.

Con información de Reuters

economía » en esta sección

buscador