“Comienza el ocaso de la economí­a venezolana”


“Este año refleja el comienzo del ocaso de la economí­a nacional. Esta fue la conclusión a la que llegaron los expertos que participaron en el foro “Perspectivas 2008 ¿Y ahora qué?”, organizado por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas (Ccisc).

En el foro se conjugaron diversos factores micro y macroeconómicos, sin dejar de lado los elementos que confluyen en el escenario polí­tico, los cuales definen el comportamiento de los indicadores para este año.

Para el economista Gustavo Garcí­a la crisis económica que le depara a Venezuela en el 2008 es producto de la improvisación con la cual se ha venido manejando el sistema. “Se agudiza el problema del desabastecimiento y la aceleración del í­ndice inflacionario, que no son más que producto de los intentos fallidos del Gobierno” de represar la inflación y el ajuste del tipo de cambio oficial.

De acuerdo con el experto es muy probable que este año continúe el crecimiento de la actividad económica, tal y como se ha dado durante 17 trimestres consecutivos, no obstante considera que la tasa de expansión podrí­a ser menor. “En el 2008 pudiéramos ver una desaceleración importante del crecimiento económico y terminar con un í­ndice que esté por debajo del 5%”.

Estimó la meta inflacionaria oficial (11%) nuevamente no se alcanzará, su proyección apunta a un í­ndice que oscila entre 25% y 30%. Dentro de su pronóstico vislumbra un agravamiento para finales del 2008 ya que, por ser un año electoral, el Gobierno procurará retrasar los ajustes que debe hacer en la economí­a; donde se incluye la devaluación.

Aseguró que el Ejecutivo mantendrá el régimen de controles para evitar que se desborde la inflación en ví­speras de las elecciones regionales, por lo que sugiere “un plan económico medianamente consistente que debe aplicarse de manera progresiva para evitar que la inflación de un “gran” salto”.

Por su parte, el sociólogo Luis Pedro España, dijo que el í­ndice inflacionario mantiene el comportamiento hacia el alza del año pasado, prevé una caí­da en el ingreso de los hogares de todos los estratos sociales. “Esto significa que los estratos D y E estarán muy perjudicados. El estrato E no va a alcanzar el costo de la canasta alimentaria y el D escasamente va a alcanzarlo”. También prevé que habrá un incremento de la pobreza por personas, el í­ndice pasará de 45,2% a 47% y estimó que la pobreza extrema tendrá un salto.

Mientras tanto, el economista Miguel íngel Santos, cree que el impulso fiscal que trae el Gobierno está generando cada vez más inflación y menos crecimiento, esto obedece a que el aparato productivo no ha hecho inversiones relativas al aumento de la capacidad industrial.

Santos, dijo que “el Gobierno no puede comerse la torta y querer que no se le acabe (…) No puede ser que el Gobierno no quiere inflación, no quiere recortar gasto, no quiere subir las tasas y quiera aumentar otra vez el nivel de importaciones. Esas son decisiones que no son consistentes. Alguna de esas variables tiene que comenzarse a mover para empezar a frenar el boom de consumo, que no se puede contener”.

Por lo que estima que habrá un alza en las tasas de interés, que en promedio se ubicarí­an entre 27 y 28% para frenar el elevado nivel de consumo.

Por su parte el analista polí­tico, Teodoro Petkoff, dijo que este año será decisivo, pero “el 2009 será aún más difí­cil pues la macroeconomí­a le pasará facturas fuertes al Gobierno”.