La minera Rusoro sigue produciendo oro, tras anuncio gubernamental

Foto: Lingotes de oro extraí­dos de una mina Argentina, Foto: Leonardo Zavattaro/ Dpa/ Archivo

CARACAS, ago 18 (Reuters) – Rusoro, la mayor exportadora de oro de Venezuela, dijo el jueves que no recibió señales del Gobierno de un cambio en sus operaciones, tras el anuncio de un plan para nacionalizar la industria aurí­fera, y aseguró que seguirá produciendo en sus dos minas en el paí­s.

“Creemos que el anuncio del Gobierno se refiere a la extracción ilegal de varias operaciones mineras en el estado de Bolí­var”

El presidente Hugo Chávez dijo el miércoles que nacionalizará el sector para elevar sus reservas internacionales, en momentos en que el oro cotiza en máximos históricos, una medida que profundiza la toma de control del Estado de sectores clave de la economí­a.

En un comunicado, Rusoro -la única empresa minera grande de oro con negocios en Venezuela- aseguró que “no recibió señales del Gobierno (…) de algún cambio en las operaciones de la compañí­a” y que el anuncio de Chávez se referirí­a al deseo de controlar a la minerí­a ilegal en el poco habitado sureste de Venezuela.

“Creemos que el anuncio del Gobierno se refiere a la extracción ilegal de varias operaciones mineras en el estado de Bolí­var, que funcionan sin los permisos gubernamentales y continúan causando daños ambientales significativos”, dijo el presidente de Rusoro Andre Agapov en un comunicado de la firma.

“El oro producido por esas operaciones ilegales a menudo es sacado del paí­s en forma de contrabando o vendido ilegalmente y el Gobierno está tomando medidas ahora”, agregó.

La producción formal de oro en Venezuela ronda las 6 toneladas y, según cálculos oficiales, la informal es alrededor del doble.

En el comunicado, la firma aseguró que continuará produciendo oro en su mina de tajo abierto Choco 10 y en la operación subterránea Isidora, en las que participa en asociación con el Gobierno venezolano.

La compañí­a dijo además que continúa avanzando en sus proyectos Increible 6 y SREP.

Agapov ya habí­a dicho a Reuters en la ví­spera que la relación con el Gobierno era buena y calificó a Chávez de “amigo”, pese a que Rusoro ha manifestado su descontento con una legislación local que limita las exportaciones aurí­feras a un 50 por ciento de la producción.

VENEZUELA BUSCA PROTEGERSE DE LA CRISIS

Por su parte, el ministro de Energí­a, Rafael Ramí­rez, dijo que la iniciativa “busca poner orden y control y garantizar que el Estado tenga el monopolio sobre la comercialización de este valioso recurso”.

“Estas medidas del Gobierno de nacionalizar el oro fortalecen y apuntalan nuestra economí­a, son decisiones soberanas de nuestro Gobierno nacional (…) en el contexto de una crisis de la economí­a mundial”, añadió el jueves en la televisión estatal.

Venezuela se recupera de una recesión de casi dos años, pero la inflación sigue siendo la más alta del continente y Chávez necesita fuertes sumas de dinero para costear su campaña a las elecciones presidenciales del 2012, en las que intentará acceder a un nuevo mandato.

Los precios del oro subieron el jueves a un máximo histórico de más de 1.820 dólares por onza, en medio de señales de un estancamiento de la economí­a de Estados Unidos, la más grande del mundo, y preocupaciones sobre la salud del sector financiero europeo.

Parte del mercado considera que la férrea legislación, que el Gobierno no piensa relajar, aunada a la nueva normativa propuesta por Chávez, alejarí­a la inversión que el mandatario intenta atraer al sector minero para depender cada vez menos de los intermitentes precios del petróleo, su principal producto de exportación.

(Reporte adicional de Redacción de Bangalore)