Fedecámaras se compromete a triplicar la inversión privada, pero pide sustituir la inamovilidad laboral

Video: Globovisión 18 de agosto de 2011

Caracas, 18 ago (EFE).- La patronal venezolana Fedecámaras anunció hoy un plan para triplicar la inversión privada en los próximos tres años, y para ello pidió eliminar medidas como el control cambiario que rige en el paí­s desde hace ocho años.

“Queremos atrevernos a decirle al paí­s que podemos triplicar la inversión privada en tres años, porque es la única forma de generar empleo productivo, pero para ello necesitamos de unas medidas, como promover un clima de seguridad jurí­dica”, dijo a periodistas el presidente de Fedecámaras, Jorge Botto.

El dirigente explicó que para poner en marcha el plan de “progreso y bienestar” y “generar un millón de empleos en tres años” se requiere estabilidad macroeconómica, lo que, a su juicio, requiere de polí­ticas fiscales, monetarias y cambiarias que promuevan la formación de capital y de riqueza colectiva.

Botto indicó que “para poder aumentar la capacidad de instalar empresas en el paí­s hay que despenalizar el régimen cambiario”, y contar con “un mercado libre, previsible y competitivo”.

En Venezuela está vigente un control estatal de cambio desde 2003 que tiene congelado el dólar en el equivalente a 4,30 bolí­vares, cotización que se duplica en el mercado paralelo de divisas.

“En tres años podemos crear un millón de empleos (…) Con 20.000 millones de dólares de inversión anual se crean medio millón de empleos, cosa que se puede hacer”, aseguró Botto, pero advirtió que para lograrlo necesitan, además, “sustituir la inamovilidad laboral (que prohí­be los despidos con o sin causa justa) por la estabilidad laboral (del sector empresarial)”.

Video: Captura Globovisión 18 de agosto de 2011

“Estamos dispuestos a mantener la estabilidad de las nóminas, pero necesitamos algún grado de flexibilidad para trabajar con los mejores”, apuntó el empresario.

En diciembre pasado, el Gobierno venezolano prorrogó, por décimo año consecutivo, el decreto de inamovilidad laboral, para evitar que aumente la tasa de desempleo, que en julio pasado se situó en 8%, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadí­stica (INE).

El presidente de Fedecámaras señaló, igualmente, que se deben “detener y revertir” los procesos de expropiaciones por parte del Gobierno y aseguró que la toma forzada de estructuras y terrenos por parte del Estado atentan contra la estabilidad del empleo y la inversión en el paí­s.

“Hay que revertir los ataques a la propiedad privada, no podemos seguir debilitando los procesos de producción”, señaló el empresario, y advirtió que la ley que regula los costos y precios sancionada el mes pasado por Chávez será un instrumento más para que aumente la especulación.

Botto aclaró que el plan “obviamente” se debe dar en un marco de diálogo y entendimiento con el Gobierno pues para triplicar la inversión privada se requiere de un clima de seguridad que solo puede aportar el Estado.

La ley complementará el control estatal de precios que desde 2003 rige para más de un centenar de productos de consumo masivo y se suma al que el Gobierno de Chávez mantiene sobre las divisas.

“Por primera vez tenemos una economí­a tan intervenida; sin embargo, entendemos que la gente está pidiendo que el paí­s se entienda”, sentenció el presidente de la patronal, quien llamó a un acercamiento entre el sector privado y el público.