Barril sube antes de la llegada del huracán Irene a costa este de EE UU

Foto: EFE/ Archivo


NUEVA YORK, ago 26 (Reuters) -
Los futuros del crudo Brent subieron en una volétil sesión el viernes, antes de la llegada del poderoso huracán Irene a la costa este de Estados Unidos, mientras que operadores sopesaron los comentarios del presidente de la Fed sobre la economí­a en ese paí­s.

Los futuros de crudo Brent para octubre cerraron con alza de 74 centavos, o 0,67 por ciento, a 111,36 dólares por barril. Para la semana, el Brent avanzó 2,74 dólares, o un 2,52 por ciento.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en octubre subió 7 centavos, a 85,37 dólares por barril, con lo que acumuló en la semana un alza de 3,11 dólares.

Ben Bernanke, ofreció un discurso en torno a la economí­a estadounidense aunque se abstuvo de dar señales concretas de nuevas medidas para impulsarla, lo que inicialmente presionó al petróleo Brent y al estadounidense.

En tanto, las acciones en Wall Street rebotaron tras extender sus pérdidas poco después del discurso de Bernanke.

Los crecientes temores de que los suministros de gasolina y diesel serán interrumpidos por el paso de Irene también apuntalaron al crudo estadounidense mientras que refinerí­as, terminales y oleoductos suspendí­an sus operaciones antes de la tormenta.

En un discurso preparado para el simposio anual de la Fed en Jackson Hole, Wyoming, Bernanke dijo que “es claro que la recuperación de la crisis ha sido mucho menos robusta de lo que habí­amos esperado”.

No obstante, Bernanke no anunció nuevas medidas para fortalecer la economí­a de Estados Unidos, pese a que un reporte del Gobierno habí­a revisado a la baja su panorama sobre el crecimiento de la economí­a en ese paí­s.

El paso de Irene por las refinerí­as de la costa este de Estados Unidos, una potencial amenaza para los suministros, así­ como el creciente conflicto en el miembro de la OPEP, Libia, y la presión internacional sobre Siria también apuntalaron la confianza en el mercado.

El huracán Irene se acercaba el viernes a Carolina del Norte, mientras decenas de miles de personas evacuaban varias áreas y ciudades de la Costa Este de Estados Unidos, como Nueva York, se preparaban para la llegada de la poderosa tormenta durante el fin de semana.

Por Robert Gibbons y David Sheppard
(Reporte adicional de Gene Ramos y Selam Gebrekidan en Nueva York, Zaida Espana en Londres y Seng Li Peng en Singapur)